Tendencias & Innovación

Facebook se reinventa

blog

Post Genoveva Putita

2014 fue un año de cambios importantes en el entorno social. Hubo muchos cambios de comportamiento porque la mitad de las actividades online, migraron hacia el móvil (redes, mensajería, compras, banking, etc.) y esto saltó a la vista en el análisis de Facebook: mientras que el uso de la red se volvió más pasivo desde las PC’s, creció la participación a través de los móviles. En los últimos dos años, el acceso por PC’s creció sólo un 2% mientras las visitas vía móvil y tablet aumentaron 44% y 77% respectivamente. Pero el impulso a Facebook se lo dieron sus dos aplicaciones móviles: la aplicación oficial que creció 198% y Facebook Messenger que se disparó un 250%.

Este crecimiento se debe, en parte, a la decisión de Facebook de separar la aplicación Messenger de su plataforma principal y forzar el uso de la aplicación de mensajería de forma independiente. Si bien los números de uso no son uniformes por país a nivel global, el aumento de uso se ve claro: fuera de China, el número de usuarios de internet Messenger era de un 8% a finales de 2012 y subió a un 27% a finales de 2014. En países como Reino Unido el crecimiento fue espectacular: inició el 2014 con un 15% y lo finalizó con un 26%.

Cuando Facebook quitó la mensajería de su aplicación principal, parecía que el propósito era proteger la marca Facebook dentro del escenario de las redes sociales que estaba evolucionando muy rápido. Dado que las principales conversaciones empezaron a migrar de las principales redes hacia las aplicaciones de chat móvil, Facebook corría el peligro de quedar marginado, especialmente porque WhatsApp estaba destinado a ser un producto independiente. A muchos usuarios no les gustó el cambio y el revuelo fue mucho más grande que lo que habitualmente sucede cuando Facebook hace cambios.

Facebool de reinventa. Genoveva Purita Icono de Facebook Messenger

Ahora se sabe que hubo otro factor muy importante en juego: Facebook no sólo ve el Messenger como una plataforma de comunicación, sino que quiere que tenga una función mucho más grande y abiertamente comercial: se dice que el Messenger está preparado para ser un Servicio de Transferencia de Dinero Persona-a-Persona. El sistema imita la mecánica utilizada por WeChat que permite a los usuarios enviar dinero a otro vía transferencias PIN seguras, basadas en pagos con tarjeta de débito; es bastante fácil ver en esto la influencia del ex Presidente de PayPal David Marcus, quien se unió a Facebook en junio 2014. Y aunque hay varias aplicaciones de pago persona-a-persona que funcionan hace tiempo, el enorme alcance de Facebook le daría una clara ventaja en relación a poder fomentar este comportamiento dentro de sus aplicaciones y entre sus 1.350 millones de usuarios.

Pero aún más relevante es que, según muestran las últimas investigaciones de 2014 en tema de comportamiento en las redes sociales, alrededor de un 50% de los usuarios de Facebook Messenger (285 millones de personas a nivel global) realizó una compra a través de su móvil en el tercer trimestre de 2014. Y aunque la aplicación no está explícitamente diseñada para adquirir productos por el momento, no es difícil imaginar que se podría ampliar la función del nuevo servicio de mensajería instantánea para facilitar la compra, dando a Facebook una increíble ventaja para seguir creciendo de forma masiva en los próximos años. A raíz del fracaso de su servicio "gifts"-discretamente retirado a principios de 2014- se sabe que Facebook ha estado probando el botón "Comprar" en Estados Unidos para poder competirle a Twitter, que ya tiene esta función en marcha.

Visto en este contexto, la evolución de Facebook Messenger es en realidad una parte bastante crítica del éxito futuro de la red social. Aunque las acciones de Facebook cotizan bien, los CEO’s saben que tiene que convertirse en algo más que en una red soportada por los ingresos de publicidad.

Todo esto lleva a pensar que Facebook se está reinventado: al incursionar en la transferencia de dinero y el mercado de compras en línea, Facebook está dejando de ser una simple (y enorme) red social, para convertirse en un poderosísimo proveedor de servicios.

Si hasta ahora, para el mundo de los negocios era importante tener un pie en Facebook, hoy tendríamos que pensar, que empieza a convertirse en vital.

 

Escrito por: Genoveva Purita

Compartir este blog