Tendencias & Innovación

¿Están agonizando los buscadores de Internet?

blog

Motores de búsqueda

A 10 años de que Google se convirtiera en una empresa pública, es difícil negar la injerencia que el portal de búsquedas tiene en la vida cotidiana de la gente, siendo la marca en Internet con mayor alcance. De hecho, que el 85% de los usuarios adultos de Internet visiten el sito -de una u otra forma- todos los meses, es un logro increíble (sólo se aproximan Facebook y YouTube que son visitadas mensualmente por el 60% y 67% respectivamente).

Sin embargo, Google tiene un problema. Y ese problema es el móvil. Su supremacía actual se debe al uso de las PC’s y Laptop que fueron fundamentales para la forma en que se fue desarrollando Internet. Y mientras que estos dispositivos están perdiendo relevancia frente al avance multidispositivo que han adoptado la mayoría de los usuarios, está claro que los móviles están jugando un papel cada vez más importante como punto de acceso a Internet (este público viene creciendo trimestralmente desde comienzos de 2014).

El desafío que esto representa para Google, no es sólo que la búsqueda es el principal comportamiento que sostiene el sitio, sino que los móviles han traído consigo muchas otras formas para que los usuarios naveguen Internet y encuentren la información que están buscando.

Vale aclarar que los motores de búsqueda no van a desaparecer de la noche a la mañana y que la relevancia de Google va a seguir existiendo por largo tiempo. Pero analizando algunos de los números de búsqueda, se observa una clara señal del desafío al que se está enfrentando el gigante de Internet.

Según datos de GWI, la utilización general de motores de búsqueda está en declive. Sin duda, es una caída muy suave – del 90% en 2009 al 86% en 2014 (con las búsquedas verticales dentro de otros sitios web jugando aquí un papel importante: por qué buscar un producto en Google cuando se puede ir directamente a Amazon y empezar la búsqueda allí directamente?). Podríamos decir que, a priori, esta leve tendencia a la baja podría no tener tanta importancia. Sin embargo, debemos recordar que el tamaño de la población mundial de Internet ha crecido dramáticamente durante este periodo y una caída del 4% durante 5 años representa en realidad un enorme segmento de usuarios de Internet que ya no recurren a motores de búsqueda como puerta de entrada a Internet.

Pero es mucho más significativo, sin embargo, el fuerte vínculo entre Google y PC/portátiles. Si se miran las tasas de participación por el dispositivo, las diferencias son tajantes: la mayoría de los usuarios de PC y laptop visita Google sobre una base mensual, mientras que la cifra equivalente entre los usuarios de Internet móvil es sólo un 50%. Y ni siquiera en las tabletas, donde la experiencia es más cercana a una PC, es sólo el 57% que visitan Google. Como hemos destacado, PCs y portátiles no serán abandonadas. Pero está claro que los móviles están capturando progresivamente, una mayor cuota del tiempo en Internet y el tráfico, especialmente en los mercados de rápido crecimiento.

Por supuesto que la mayoría de las marcas web pagaría por tener un alcance del 50% entre los usuarios de Internet móvil. Y desde esta perspectiva, estos números son todavía bastante sólidos para Google. Pero el gap que existe en el uso de la marca entre los diferentes dispositivos, es una clara señal de los cambios de comportamiento en el uso de la web que ha provocado el surgimiento de la Internet móvil.

Se encuentra más evidencia sobre esta evolución cuando miramos las fuentes que la gente dice usar para investigar productos y servicios en Internet. A pesar de que los motores de búsqueda aparecen en primer lugar – por encima del 50% - la tendencia más llamativa es la diversidad de fuentes que la gente está utilizando para buscar. Los motores de búsqueda pueden ser, por defecto, el punto de partida para acceder a Internet, pero ya no dominan nuestro comportamiento comercial (como consumidores) como hemos venido suponiendo.

Es interesante el cambio de comportamiento al segmentar por edad: los adolescentes (16-19 años) son un 30% más propensos que la media a usar las apps como canal de búsqueda. También están a la cabeza en las búsquedas a través de sitios de video/contenidos, microblogs y otras nuevas fuentes. Entonces, el surgimiento del móvil está fomentando que se vaya directamente a buscar en los canales que nos resultan familiares, populares y amigables, sin pasar primero por Google.

Y aunque todavía está en su etapa inicial, tenemos que imaginar que la creciente sofisticación de las tecnologías visual o basada en la voz, tendrán un impacto similar en la necesidad o deseo de visitar un portal de búsqueda. Como lo hemos comentado en posts anteriores, la escala y la velocidad de los cambios de comportamiento no deben sobreestimarse. Pero parece claro que se trata de un área más, donde móviles están teniendo un efecto transformador.

En resumen, el predominio de la búsqueda continuará durante algún tiempo, permaneciendo el defecto acudir o punto de partida en muchos viajes de compra. Pero es indudable que aplicaciones y herramientas móviles – en particular – desempeñarán un papel cada vez más importante, algo que trae consecuencias considerables sobre la efectividad potencial de búsqueda pagada en estos dispositivos.

Los jóvenes internautas no han abandonado los canales tradicionales de investigación, pero están mucho más abiertos a la utilización de nuevas vías de exploración y tienden a poner más foco en todo lo vinculado al móvil o los espacios sociales.

Desde una perspectiva a largo plazo, por la forma en que está evolucionando Internet, parecería que perdería sentido visitar un único buscador; por lo tanto, se espera que Google (y otras marcas que operan en el espacio de búsqueda) para colocar el foco considerable en innovar y afinando sus ofertas para que reaccionan a los cambios de comportamiento del usuario.

  Escrito por Genoveva Purita.

Compartir este blog