Tendencias & Innovación

Youtube tiene competencia móvil

Empresas de nueva creación, tales como SocialCam y Viddy, dos de las redes sociales que más han crecido de entre las dedicadas al intercambio de videos en los smartphones, pueden entrar en colisión con Youtube, propiedad de Google. En los tres primeros meses del año se ha detectado que el número de vídeos visionados en la red ha disminuido en un 10%, mientras que las aplicaciones para ver vídeos desde el teléfono móvil han aumentado en un 52%. Estos datos no son concluyentes, pues no provienen de datos estadísticos, sino de los datos recogidos por Flurry, empresa líder en analíticas de aplicaciones de móvil y plataformas publicitarias. Dada la mejora en la calidad y la resolución de las cámaras, los smartphones se están convirtiendo en una buena manera de capturar las imágenes que forman parte de nuestras vidas, para posteriormente compartirlas con amigos y familiares. Por eso predicen que el usuario preferirá compartir los videos de nuestro entorno restándole tiempo a los vídeos en línea. SocialCam, la red social para compartir vídeos Sin embargo, el propio Youtube tiene una aplicación para subir y compartir en los móviles, aunque el proceso a seguir requiere demasiados pasos que hacen que el usuario desista antes de concluir con el proceso. En cambio, en SocialCam, se puede grabar y en un solo paso definir las preferencias del usuario. Esta simplicidad es posible porque la propia aplicación se ha concebido especialmente para los teléfonos móviles. Y esto, según los expertos, puede traer como consecuencia la caída de gigantes como Google o Facebook. En los últimos veinte años, hemos vivido tres generaciones distintas de Internet: desde los portales (Yahoo, AOL, Amazon, eBay o Google), a las redes sociales (Facebook, LinkedIn) para llegar a la telefonía móvil, con empresas como Viddy o SocialCam, enfocadas al desarrollo tecnológico que les permite aumentar el número de usuarios día a día, y que ya cuentan en la actualidad con más de 60 millones de usuarios.

Por supuesto que Google, miles de millones por detrás de Youtube (y que cuenta con una aplicación para dispositivos móviles) dispone de los recursos para adaptarse. Sin embargo, tener dinero y recursos no es suficiente para mantenerse al día, sobretodo teniendo en cuenta la rapidez del cambio en estos tiempos. Es preciso darle tiempo al tiempo y ver cómo evolucionan los acontecimientos. Es posible que la novedad haya  arrastrado a los usuarios a probar la nueva herramienta, y haya producido la caída del tiempo promedio invertido en Youtube.

Compartir este blog