Tendencias & Innovación

TastemakerX y la nueva Lady Gaga de Wall Street

¿Tienen los agentes de bolsa una ventaja en el descubrimiento de la próxima Lady Gaga? Probablemente no. Pero Marc Ruxin y Pugliese Sandro, los co-fundadores del juego social TastemakerX quieren buscar al artista de éxito que más se parezca a la Bolsa de Nueva York. El juego, que permite a los jugadores descubrir y apoyar nuevas bandas, se lanzó oficialmente el jueves, después de varios meses en modo beta. Fundada en 2011, la idea es que los usuarios puedan descubrir nuevas bandas, comprando y vendiendo las “acciones” de un cantante, que sube y baja dependiendo de varios factores que incluyen quien la ha comprado anteriormente o la cantidad de rumores que corren sobre el artista. Los jugadores se enriquecen mediante la obtención de “billetes ", la moneda del juego. En el mundo real, esto se traduce en el derecho a ser el primero en detectar un grupo desconocido antes de que suene en las ondas. El juego dispone de más de 95.000 artistas de la música que han pasado a través del software "IPO", que es un algoritmo que determina el precio inicial en base a cifras tales como el número de reproducciones en Last.fm - otro servicio de descubrimiento musical - y del número de "me gusta" en Facebook. Teniendo en cuenta el espíritu del juego, es lógico que New York sea la base de la empresa. "Hay un renacimiento musical en Brooklyn en estos momentos. Por ello, no puede haber mejor lugar para estar", dice Paul Resnikoff, que dirige una publicación digital especializada. El juego pretende que se puedan descubrir los grandes talentos antes que nadie. TasteMakerx, un juego de bolsa dónde descubrir artistas musicales Ruxin espera también obtener beneficios económicos mediante la recopilación de datos sobre cómo los usuarios están comprometidos con la música y hacer que la información esté a disposición de artistas y discográficas. Otra fuente de ingresos es la venta de más “billetes”, en caso de que a los jugadores se les agoten. Por último, también buscan hacer un tipo de publicidad más orgánica, como es el caso de comprar acciones de determinados tipos de artistas. Las consecuencias de la salida a bolsa de Facebook han demostrado que hacer publicidad en las redes sociales es un reto. La empresa Pandora, que se conoce como portal de reproducción de música, una empresa de las más maduras dentro del grupo de empresas similares, tuvo ingresos de 274 millones de dólares el pasado año. Por su parte, TastemakerX quiere centrarse principalmente en el descubrimiento de talentos, pero eso no significa que no pueda ser negocio. Y eso es lo que, precisamente, intentan conseguir sus fundadores.

Compartir este blog