Tendencias & Innovación

La innovación como empresa humana

blog

La innovación fue el tema central de la Reunión Anual de los Nuevos Campeones (AMNC) 2012 en Tianjin la semana pasada. El representante del diseño e innovación de la firma FROG, Tim Leberecht, también miembro del Consejo de la Agenda Global de Valores, estaba encantado de ver que muchos de los paneles y conversaciones se acercó a la innovación desde una perspectiva holística. Eso significaba no sólo contextualizar la menor interrupción tecnológica o la optimización de procesos, sino darle un empeño profundamente humanista que conecta a consumidores y productores, junto con otras partes interesadas en un acto creativo. Innovación, después de todo, es una empresa humana. Cuando hablamos de facilitadores de la innovación, hablamos esencialmente de permitir que las fuerzas que nos ayudan den rienda suelta a nuestra propia humanidad. La innovación nos lleva a la vida, ya que conecta nuestra visión, nuestras ideas de un futuro mejor, con nuestro ingenio y enorme capacidad de cambio proactivo. Empresas más innovadoras y más humanas. Los pioneros técnicos y empresarios sociales que acudieron a Tianjin, así como la tecnología social puesta en marcha por fundadores y empleados fue todo un ejemplo de este espíritu. En varias sesiones los facilitadores de la innovación examinaron lo que China puede aprender de estilo occidental, la innovación, pero también cada vez más lo que el mundo occidental puede aprender de China (que, por ejemplo, está creando el mayor mercado del mundo para el aprendizaje móvil). Unos buenos facilitadores de la innovación a nivel mundial, una relación más eficaz entre la investigación académica y empresarial con el fin de superar lo que William Green, presidente de Accenture, llama la "trampa de la Innovación. Aunque los beneficios del conocimiento se puede haber quedado obsoletos en nuestro mundo hiper-conectado, todavía existen silos en nuestras sociedades y organizaciones. Para eliminar estos silos, tenemos que repensar fundamentalmente el capital humano y poner a las personas en el centro de nuestras empresas, no como empleados que atienden sino como seres humanos para cuyos deseos diseñamos. Los emprendedores y los empresarios necesitan espacio para "hacer el cambio" y dar forma a la agenda de sus negocios. Otro facilitador es promover en las culturas que el honor es la principal carencia de la iniciativa empresarial. Por otra parte, la innovación es la respuesta a la urgente necesidad de un consumo sostenible. Impulsado por la tecnología digital, los nuevos modelos de negocio materializan la idea de una "economía circular", apreciando la interacción social, la reputación, y experiencia significativa sobre el consumo conspicuo y su enfoque de que en la posesión encontramos el instante gratificante que nos dan los bienes materiales. En este contexto, resulta perfectamente lógico que una sesión sobre Consumo Sostenible identificó a los chinos milenarios con su amplia adopción de los medios sociales y su creciente búsqueda de valores como el sentido y la felicidad, como un grupo demográfico clave que tiene el poder de cambiar el comportamiento del consumidor en a gran escala. Para habilitar estas nuevas formas de colaboración, tanto en la innovación y el consumo sostenible, es fundamental mantener altos niveles de confianza. Esta idea nos lleva de nuevo a los temas de la conducta humana. Fue genial ver que en el programa había abundantes sesiones sobre el arte, la cultura y la espiritualidad más allá de los contextos más amplios de los sectores público y privado, y en el individuo. ¿Qué nos motiva? ¿Cómo aprendemos? ¿Qué nos hace felices? ¿Cuáles son nuestros derechos humanos en la era digital? ¿Qué parte de nuestras vidas queremos compartir? ¿Cómo puede esto influir en nuestras decisiones? Sólo si entendemos mejor nuestros comportamientos personales y al mismo tiempo sabemos cultivar los valores que compartimos, podemos crear ambientes de confianza que fomentan la creatividad, la comunidad y la colaboración - tres claves para mejorar el estado del mundo.

Compartir este blog