Tendencias & Innovación

EMPRENDEDORES DE INTERNET MADE IN SPAIN

blog

Seguimos pensando que España (y los españoles) somos diferentes, y que no podemos estar a la altura de los grandes emprendedores americanos de moda, como Mark Zuckerberg (Facebook) o Larry Page (Google). Sin embargo, estos tópicos empiezan a no ser ciertos. En los últimos años, nuestro país ha dado varios emprendedores de la red dignos de mención: Javier Pérez Dolset (Zed), Mikel Urizarbarrena (Panda), Javier Pérez Tenessa (Odigeo), Jesús Encinar (Idealista.com) o Tomás Diago (Softonic). Todos ellos han creado proyectos de facturación millonaria, cada vez más consolidados en el mercado. Así, por ejemplo, Social Point, con sede en Barcelona, que produce juegos para Facebook, opera en varios idiomas y recibe más de 30 millones de visitas mensuales. Sus fundadores, informáticos de carrera, empezaron trabajando en casa llegando a superar los 300.000 euros de facturación el primer año. En la actualidad, cuentan con un centenar de trabajadores y son la quinta empresa mundial en su sector. Otro ejemplo, EyeOs, fundada por Pau García-Milà, cuando tan sólo tenía 17 años, creó un escritorio en la nube y ahora es proveedor exclusivo de la multinacional IBM, acumulando más de un millón de descargas a nivel mundial. Anboto, del bilbaíno Xabier Uribe-Etxeberria, creó un asistente virtual por voz para comercio electrónico.

Actualmente la empresa tiene filiales al otro lado del charco. Otro ejemplo a destacar es Tomás Diago, fundador de Softonic, portal de descargas de software en español. Han pasado 15 años desde aquél inicio y es el primer portal del mundo en su campo, que opera en diez idiomas y más de 130 millones de usuarios en todo el mundo. La consecuencia de la crisis económica que ha vivido España en los últimos años ha afectado especialmente a los jóvenes, que ante la precariedad de los contratos laborales, e incluso por la falta de ellos, les ha empujado optar por otras fórmulas más arriesgadas y que han culminado en éxito. Prueba de ello es son los profesionales de éxito que han dejado sus carreras profesionales, como Javier Pérez Tenessa, ingeniero aeronáutico, con un máster en Stanford, de Odigeo, que llegó a trabajar para grandes empresas como McKinsey o Netscape, fundó Odigeo, empresa que en la actualidad es el primer portal europeo de viajes en nivel de facturación. Y como ellos, muchos otros, con ganas de ser independientes, que han nacido en el nuevo mundo de la tecnología, sin dinero pero con muchas ganas de trabajar, desde el salón de su casa, con sólo un ordenador y un montón de sueños. Y es que el éxito se debe a un conjunto de factores: ilusión, reto, imaginación, un sector en crecimiento y tener el producto adecuado en el momento idóneo. El éxito no cae sólo; hay que trabajar para lograrlo.

Compartir este blog