Tendencias & Innovación

Cupcakes a un click

La empresa británica Food Network había tenido hasta ahora una estrategia bastante simple, como es el complementar el contenido de la televisión por cable con recetas y blogs. Y a eso hay que añadirle su página web, su presencia en los medios sociales y en las aplicaciones para móviles, que están dirigidos a incorporar recetas, blogs y vídeos de sus espectáculos de cocina así como de chefs famosos. Pero esta semana se ha producido un giro en esta estrategia. La novedad ha sido la introducción de un libro interactivo digital para recetas de postres: en concreto, recetas diversas de cupcakes. Para poder verlo, está disponible una aplicación de iPad, con un coste de 2,99 dólares, diseñada especialmente para atraer al glotón que todos llevamos dentro, en la que se muestran fotografías de calidad y vídeos, así como recetas y lecciones fáciles de aplicar, en las que simplemente hojeando nos deslizamos de una imagen a la otra, de una magdalena a la siguiente. Si lo comparamos con un libro real de cocina, en el que la idea generalizada es que cuánto más bonito y  más fotografías, más calidad tienen los libros, y más caros son por supuesto, pero menos utilidad nos aporta en el momento de cocinar. Sin embargo, según los responsables de la empresa, esta aplicación está diseñada para ser de gran utilidad y efectividad, con videos instructivos y nuevas técnicas que están de moda actualmente en los altos fogones de San Francisco y Nueva York.

Los ingresos no sólo vienen de la venta de la aplicación, sino que cuentan con la ayuda económica que da la publicidad, promoviendo nuevos alimentos y marcas a través del canal. A partir de ahora, seguramente habrá nuevas iniciativas similares a las de los cupcakes para crear contenidos que están al margen de su programación televisiva. No sólo es la originalidad de la aplicación, sino también la calidad de la misma. Con un solo deslizado de la pantalla se pasa de una fotografía de una cobertura de chocolate a la proporción de los ingredientes necesarios para poder reproducirlo. Y aunque actualmente ya existen libros cada vez más reales, el formato tableta es espectacular. Esperemos que dentro de poco tiempo esta idea se extienda a otro tipo de postres, e incluso a otros platos. Si juntamos la calidad de la tableta a la calidad de la aplicación, yo espero ser capaz incluso de oler los platos. Claro está que esto está hecho al gusto inglés. Si el éxito se demuestra, cualquiera podrá aprender a hacer una buena paella a través de la red.

Compartir este blog