Tendencias & Innovación

Cómo superar el estrés de la incertidumbre

blog

OBS_innovacion_superar el stress

El inicio de un negocio siempre está plagado de incertidumbres estresantes. Los empresarios se preocupan por la alimentación de su familia, poder pagar a sus empleados, o invertir su propio dinero sin tener, de antemano, una garantía de éxito. Como empresario, el aprender a manejar el estrés nos hará más exitosos y, por tanto, más felices. Para los empresarios ya experimentados, el hecho de lidiar con el estrés de la incertidumbre les resulta mucho más fácil, en parte debido a que piensan y actúan de manera de la que prácticamente no son conscientes. "Los empresarios expertos piensan en términos de control, no en términos de incertidumbre", dice Saras Sarasvathy, profesor asociado de la Universidad de Virginia Darden School of Business, que estudia cómo los empresarios hacen frente a la incertidumbre. Pensar en términos de control les da el poder para centrarse en las acciones que se pueden tomar para minimizar el riesgo, permitiendo tanto la estabilidad como la libertad. Así es como los grandes empresarios suelen alcanzar un sentido de control: 1. Reunir las partes interesadas. Los empresarios experimentados no actúan solos, por lo que se recomienda lograr que las demás personas involucradas en el proyecto se suban al mismo barco.

Buscar a los interesados en todas las áreas de la empresa (empleados potenciales, proveedores, inversores y clientes) para pedirles que se comprometan con el proyecto. Si los empresarios experimentados no pueden conseguir un par de grupos de interés en cada categoría, matan al proyecto. 2. Colocar pequeñas inversiones en las fases iniciales. Con ello se baja el estrés y las preocupaciones, si es poco lo que se va a perder si la empresa fracasa. Tal vez usted está dispuesto a trabajar por las noches y fines de semana, o pagar para crear un prototipo. "Todavía no sabemos si va a ganar, pero si pierde, perderá muy poco", dice Sarasvathy. "Usted tiene el control sobre la pérdida." Esto también ayuda para poder acercarse a los interesados potenciales del proyecto.

Si ellos también van a perder poco, será más fácil lograr su compromiso. Por ejemplo, cuando Richard Branson creó Virgin Atlantic, le pidió a Boeing que le prestara un 747 usado por algunos meses para poner a prueba la idea. Si funcionaba, tendrían un nuevo cliente, y si no, perderían muy poco. 3. Obtener el compromiso temprano de los clientes. Como los empresarios experimentados suelen decir, es más probable que se fracase pronto. Esta estrategia reduce el estrés al darle la oportunidad de mejorar tu idea antes de tener demasiado en el juego, y la mejor manera de hacerlo es hablar con sus clientes lo antes posible. "Vender de antemano una idea es la mejor manera que usted tiene para que fracase o tenga éxito lo antes posible ", dice Sarasvathy. Pero hay que estar preparado para los demás nos critiquen el producto. Si nos mantenemos detrás de una puerta cerrada por miedo a escuchar la respuesta de nuestros clientes, nos estamos haciendo un flaco favor y añadimos estrés innecesario. 4. Trabajar dentro de las limitaciones. Tener tiempo y dinero ilimitado para iniciar una empresa parece un lujo, pero en realidad añade un montón de estrés y presión. Trabajar dentro de las limitaciones, como el tiempo o el dinero limitado, reduce la inversión emocional sin perjudicar a la pasión o el compromiso. Las restricciones también te hacen más creativo. "Las personas que empiezan con una gran cantidad de dinero puede ser mucho más propensos a perder", dice Sarasvathy, en parte porque tienen menos impulso para innovar. Por ejemplo, Pierre Omidyar creó eBay en las noches y fines de semana, lo que le obligó a crear un sistema ingenioso con que sostenerse disponiendo de poca dirección central. Sus limitaciones es lo que han mantenido bajos los niveles de estrés, que han hecho de eBay la exitosa empresa que es hoy.

Compartir este blog