Tendencias & Innovación

Día Mundial de la Propiedad Intelectual

blog

El 26 de Abril, los Estados Miembros de la Organización Mundial de la Propiedad Intelectual (OMPI) conmemoran el día mundial de la Propiedad Intelectual. Se ha elegido esa fecha ya que es cuando entró en vigor, en el año 1970, el Convenio de la OMPI y cuya finalidad es difundir el conocimiento de la Propiedad Intelectual. En este año, con el lema “Creatividad Digital: reinventar la cultura”, se propone una reflexión sobre el futuro de la cultura en la era digital. En este marco, las secciones de Propiedad Intelectual y de Tecnologías de la Información y de las Comunicaciones, de la comisión de cultura del Ilustre Colegio de Abogados de Barcelona, organizaron una jornada de reflexión a la que asistieron representantes del senado, abogados, empresarios y creadores, para reflexionar sobre los retos que afronta la creatividad digital y la forma de abordarlos.

La jornada inició con el análisis del informe del observatorio de la piratería, cuyos datos denotan un alza de la actividad infractora, más sin embargo, también se ha constatado que la creatividad digital no cesa de incrementar, así como los nuevos modelos de negocio. Respecto de la industria del videojuego, en la que Cataluña ocupa un lugar relevante, se ha constatado un incremento de la actividad y de los modelos de negocio, que son muy variados y muestran distintas aplicaciones, ya que el desarrollo de la industria del videojuego no es un ámbito exclusivo del ocio, sino que también se utiliza como instrumento para la capacitación y gestión de personal en las empresas, así como en la formación y la educación. Por lo que respecta a la parte lúdica, se observa un gran desarrollo promovido por los concursos, cuya popularidad les ha abierto un espacio entre los eventos deportivos. Por último, se observa que la gran aceptación y uso de los formatos interactivos por parte del público juvenil, se ha expandido haciendo de la creatividad digital una forma natural de expresión para las jóvenes generaciones. Una interesante reflexión fue propuesta respecto de las Aplicaciones Informáticas (Apps), un sector emergente de empresas que están apostando fuerte por la creación digital y que han logrado desarrollar modelos de negocio adaptados a las exigencias del público actual, que desea consumir productos de calidad, con inmediatez, pero a un precio razonable. La experiencia que ha compartido una joven empresa participante ha sido muy reveladora, ya que nos ha mostrado que es posible conseguir una forma distinta de acercarse al público, pero ello requiere de una nueva filosofía de comunicación entre los creativos y los destinatarios, con quienes se crea una comunidad.

La conclusión ha sido muy gratificante ya que nos muestra que los nuevos modelos de negocio son posibles y que la creación digital permite unir elementos culturales clásicos o tradicionales con las tecnologías de la información y las comunicaciones, dos espacios que antes se planteaban como antagónicos. La jornada terminó con una reflexión crítica sobre la evolución de la regulación de la propiedad intelectual en nuestro país, en la que se analizaron distintos problemas que han aquejado a los creadores durante décadas, así como las nuevas propuestas en las que se está trabajando para lograr un reparto más justo de los derechos de explotación de las obras. Sin lugar a dudas, la importancia de este encuentro que se repite por tercer año consecutivo, ha sido la de promover el dialogo entre los distintos agentes que participan en los sectores de producción, distribución y creación, quienes tienen interés en que los derechos de propiedad intelectual sean conocidos y respetados. La creación de un espacio de dialogo, en un territorio neutro que reúne a distintos agentes ha sido todo un acierto. Entre las distintas iniciativas propuestas, debemos destacar que todos los sectores se mostraron de acuerdo en incentivar e implementar medidas para formar e informar al público, ya que consideran que es la forma más eficaz para alcanzar el respeto de los derechos de propiedad intelectual. La adopción de medidas amigables se muestra como prioritaria en detrimento de las medidas punitivas o sancionadoras.

En este sentido, la propuesta no sólo pasa por sensibilizar a los usuarios, sino por hacerles sentir como parte de una misma comunidad, en la que todos han de realizar una aportación, pero ésta también deberá ser ajustada y proporcionada. Como conclusión podemos decir que el éxito de este dialogo nos permite constatar que es posible alcanzar un equilibrio entre los derechos de los creativos, la industria y los consumidores, ya que todos los agentes coinciden en la necesidad de mantener la protección de la propiedad intelectual. Por lo tanto, el gran reto es lograr que las normas sean adecuadas para el entorno digital. Escrito por Carmenchu Buganza Masters relacionados: Máster en Propiedad Intelectual e Industrial

Compartir este blog