Tendencias & Innovación

¿Qué tipos de productos manufacturados existen?

productos manufacturados

En todo mercado existen diversos tipos de productos. Los denominados productos manufacturados son aquellos artículos o bienes de valor agregado que se obtienen tras un proceso en el que intervienen tanto la mano de obra de los trabajadores como la asistencia de determinada maquinaria.

Las materias primas y ciertos recursos naturales o minerales son el principal insumo de los productos manufacturados que encontramos a diario en el mercado.

Sin embargo, esto no quiere decir que sea una categoría uniforme. Al contrario, se trata de un grupo diverso, amplio y a veces complejo en el que se incluyen diferentes tipos de artículos con procesos de elaboración de diversa índole.

 

Tipos de productos manufacturados. ¿Cuáles existen?

Cuando hablamos de productos manufacturados, es necesario distinguir 3 grupos de artículos según su proceso de elaboración o su fin último:

1) Bienes de consumo:

Son todos aquellos productos de valor agregado que los clientes adquieren de forma directa en el mercado, pues no requieren de intermediarios. Los ejemplos más clásicos de este grupo lo constituyen los coches, los teléfonos móviles, los ordenadores, los televisores, entre otros.

2) Bienes de capital:

Son los productos que adquieren otras empresas para llevar a cabo su labor comercial, es decir, recursos para que un tercero se pueda desempeñar en el campo comercial. Un ejemplo claro lo vemos en los envases de cartón que usan las empresas de zumos o de leche para envasar sus productos.

3) Materiales y suministros:

Se trata de aquellos productos que son adquiridos por otras empresas con el fin de dar término a productos propios. Por ejemplo, una fábrica textil necesita una serie de insumos como botones, cremalleras o cinturones de cuero para acabar sus diseños y confecciones.

 

Proceso de elaboración de productos manufacturados

Los productos manufacturados se elaboran generalmente a gran escala y su proceso de fabricación se suele dividir en diferentes etapas. Veamos cuáles son:

1) Investigación: antes de tomar cualquier decisión, los grupos de trabajo realizan una minuciosa labor de investigación y análisis de mercado con el fin de determinar la viabilidad del proyecto.

2) Diseño industrial: es la etapa previa a la elaboración. El grupo de trabajo realiza los bosquejos de lo que será el producto final en función de la necesidad identificada en el cliente o público al que va dirigido.

3) Desarrollo del producto: en esta fase se ponen en marcha las acciones propias para elaborar el producto. El trabajo se divide en etapas y por lo general supone la fabricación de piezas a gran escala. Si es un producto manufacturado de bien de capital, simplemente se adapta a las dinámicas del servicio que se quiere ofrecer y se le otorga una utilidad.

4) Evaluación: en último término, el producto manufacturado obtenido debe someterse a una serie de valoraciones para determinar si ha cumplido con las expectativas que se tenían de él antes de su fabricación.

 

Los productos manufacturados son la base para el buen funcionamiento de varios sectores de la economía, como por ejemplo la agricultura, los servicios de distribución, diseño y mantenimiento, la información y las artesanías, entre otros.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Qué hay que saber para calcular el costo de ventas 

VER POST

Los 4 puntos críticos para el éxito del Jefe de Pr... 

VER POST

Stock activo y otras funciones del Stock 

VER POST