Tendencias & Innovación

La Logística Colaborativa

El término Logística Colaborativa no es nuevo sino que tiene un poco más de una década desde sus primeras apariciones en los artículos que hacen referencia a la Cadena de Suministros. Sin embargo, el concepto de colaboración data desde que el hombre habita la tierra y se puede apreciar en la mayoría de los seres con los que convivimos en el planeta.

Si partimos de lo que implica la palabra colaboración, podemos afirmar que es el trabajo de varios individuos que se unen en equipo para conseguir una meta altamente desafiante de alcanzar y, en muchas oportunidades, imposible para hacerlo de forma unipersonal. Las personas nos ayudamos unos a otros en situaciones de catástrofes naturales, accidentes, situaciones de emergencia social, sentimental, económica, etc. Es el concepto noble de unir esfuerzos para ayudar a otros.

Llevando este concepto a la supply chain management, la logística colaborativa se crea cuando existe cooperación entre dos o más empresas independientes y autónomas, que trabajan en forma conjunta para obtener una mejor cadena de suministros, en lo que respecta a costos, flexibilidad, agilidad, calidad y servicio.

En general se observa que esta colaboración se produce muy bien cuando se trata de fines que no implican una rentabilidad financiera y cuando las informaciones que se comparten no son vitales para el desarrollo de las actividades de las partes involucradas. No obstante, la confianza o, expresado de otra forma, la desconfianza, es el principal obstáculo con el que se encuentra este tipo de estrategia.

Cuando un grupo de empresas autónomas decide trabajar cooperativamente, buscan crear una compañía capaz de obtener ventajas competitivas que no podrían conseguir individualmente. No se trata de suplir las debilidades de una de las empresas integrantes con las fortalezas de las otras, como así tampoco es el objetivo apalancarse financieramente o aprovechar una internacionalización. Lo que se busca es crear una cadena de valor diferenciada para conseguir las ventajas competitivas que permitan ganar y/o permanecer en el mercado globalizado y/o penetrar en nuevos segmentos. Una vez unidas en equipo, la nueva empresa debe actuar como una unidad, donde las fortalezas y debilidades corresponden al conjunto y no a las individuales componentes, así como las ventajas competitivas que se generen. Las empresas componentes deben compartir la Misión, Visión y Valores de esta nueva organización. En esta unión no hay espacio para la desconfianza y la base del buen funcionamiento está en la transparencia, el flujo de información y el diálogo, para crear y ejecutar las estrategias ganadoras.

Bajo el concepto de coadyuva no existe la competencia entre las partes, sino que cada cual cumple con un rol específico y fundamental para el correcto funcionamiento de la cadena, por ende no hay por qué temer a la transparencia de las informaciones. Además, como la colaboración se produce entre empresas que se complementan en actividades, estratégicamente no conviene salir del equipo para transformarse en competidor. Por este motivo es fundamental elegir cuidadosamente a los compañeros de equipo.

Como corolario se puede afirmar que la Logística Colaborativa es una estrategia diferenciadora, que genera grandes resultados por medio de la co-creación de ventajas competitivas producto de la ayuda y cooperación mutua entre empresas independientes, pero unidas bajo un fin común.

Compartir este blog

Posts Relacionados

El Project Manager como “Transformation Manager” 

VER POST

Retribución flexible: ¿salario emocional o sustitu... 

VER POST

En la innovación el tiempo de asueto es inspiración 

VER POST