Tendencias & Innovación

Plan de empresa: ejemplo de fallos que hay que evitar

plan de empresa ejemplo

Buscar un modelo de plan de empresa, ejemplo en el que inspirarse, puede ser recomendable antes de crear el del propio negocio. No obstante, al aplicar lo que se ha aprendido, siempre hay que tener la precaución de evitar ciertos errores. Encontrar un plan de empresa ejemplo o plantilla no es garantía de idoneidad, ni de adecuación al propósito planteado.

¿Conoces los fallos que peor imagen ofrecen de tu organización? ¿Sabes qué equivocaciones podrían costarte la pérdida de un socio o de una buena oportunidad de financiación para tu negocio?

 

Plan de empresa ejemplo de errores típicos

Pese a que podrían citarse muchos tipos de fallos, en un plan de empresa ejemplo de errores graves sólo vamos a concretar cuatro. Se trata de malas decisiones que terminan ofreciendo una imagen pobre y equivocada del tipo de negocio al que se representa y de sus posibilidades.

Es necesario conocerlos cuando aún se está a tiempo de evitar que terminen desembocando en consecuencias poco deseadas para la empresa y su futuro. Entre estos errores destacan los siguientes:

  1. Falta de claridad: hay que intentar ser claro, directo y lo más transparente posible. Evitar el lenguaje o las explicaciones difíciles de entender en un plan de empresa (ejemplo tienda especializada en vinos, ejemplo consultoría y aquí otros ejemplos) puede ser el mejor punto de partida, en especial en lo que respecta a las estrategias comerciales.
  2. Dispersión: cuando el responsable de una entidad financiera o un business angel revisan el plan financiero ejemplo que les entrega un emprendedor, buscan la motivación y la pasión, pero también la coherencia. Por eso, hace falta poner límites razonables, en especial en lo concerniente a las proyecciones futuras. Las metas a largo plazo pueden citarse, pero teniendo claro que hay que adherirse a los objetivos a corto plazo, aceptando que puede ser necesario modificar el plan a medida que el negocio avance.
  3. Excesivo foco en la ventaja competitiva: es uno de los ingredientes del éxito de un proyecto, pero no hay que basar el plan de empresa (ejemplo) solamente en esa singularidad. Ni aun en el caso de que se cuente con una patente hay que dejar de lado aspectos tan importantes como buenos proveedores, un conocimiento claro de la demanda y el mercado, una sólida red de distribución o una estrategia consistente de marketing y comercialización.
  4. Optimismo a raudales: puede ser que al elaborar el plan de empresa (ejemplo) se sienta una energía rebosante, ganas de comerse el mundo y la sensación de que el éxito llegará pronto; pero ponerlo de manifiesto en el documento sólo serviría para que éste perdiera credibilidad. Para evitar este error, hace falta contrarrestar el optimismo con una dosis de racionalidad. Ser precavido en la predicción de requisitos de capital, plazos, ventas y beneficios es la mejor forma de lograr que quien examina el documento tome en serio la propuesta y decida en consecuencia.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

EMBA, la mejor opción para una alta formación 

VER POST

Una forma de mejorar tu gestión empresarial que co... 

VER POST

Cinco técnicas de liderazgo para motivar a tu equipo 

VER POST