Tendencias & Innovación

Facebook quiere saber lo que piensas

En la conferencia de desarrolladores de Facebook (F8) que se acaba de celebrar en California, la compañía nos ha sorprendido con el anuncio de que está trabajando en una interface entre el cerebro y el ordenador. Facebook tiene 60 ingenieros de su división de I+D trabajando para que puedas comunicarte con el ordenador con el pensamiento. De esta forma se podría llegar a velocidades de 100 palabras por minuto, 5 veces más rápidas que cómo escribimos actualmente en nuestros teléfonos. Para demostrarlo la responsable de esta división (Regina Dugan ex- Gooogle y ex-DARPA) mostró a un paciente paralítico comunicándose con un ordenador con el pensamiento. La demo es espectacular.

El desarrollo de una interface cerebro máquina no es algo nuevo, y de hecho existen proyectos que han realizado avances insertando dispositivos dentro del cerebro. La diferencia de este intento de Facebook es que quiere que sea no invasivo para que todo el mundo pueda utilizarlo. Un dispositivo con vocación de ser masivo.

Con esta iniciativa Facebook quita la razón a muchos que mantenemos que ha dejado de innovar para ser un gran seguidor copiando las iniciativas exitosas de otras empresas, principalmente Snapchat. Pero este anuncio tiene una implicaciones mayores y más profundas que el hecho de poder teclear más rápido: dar acceso a una compañía a nuestros pensamientos. A una compañía como Facebook que utiliza los datos de sus usuarios como materia prima para ejecutar un exitoso y rentable modelo de negocio. Facebook con sus cerca de 2 mil millones de usuarios es una de las empresas (junto con Google) que más datos tienen sobre nosotros. Te sorprendería (y asustaría) saber lo que pueden llegar a saber a partir de tu actividad y tu social graph. Si se instalan en nuestro cerebro ¿Qué podrían llegar a saber de nosotros que puede que ni nosotros mismos no seamos conscientes? ¿Y cómo podrían utilizarlos? Las consecuencias son de una magnitud inimaginable desde muchos puntos de vista (lo primero que me viene a la mente es el concepto de precrimen de “Minority Report”). Mi mente, mi consciencia es mi reducto de intimidad donde puedo dar rienda suelta a mis filias y fobias. Dónde podemos enfrentarnos a la cara oculta que todos tenemos. ¿Realmente vamos a darle acceso a nuestra mente a cambio de un dispositivo para teclear más rápido? Si al final Facebook acaba lanzando al mercado este producto/servicio le auguro un éxito fenomenal dado la importancia que les damos a nuestros datos y a nuestra privacidad en el actual contexto digital. Por mi parte seguiré tecleando lentamente con mi móvil.

Compartir este blog

Posts Relacionados

LAS REDES SOCIALES JUGARÁN UN PAPEL CRUCIAL EN L... 

VER POST

10 Verdades sobre el Marketing en Redes Sociales 

VER POST

Facebook: el agujero negro que todo lo quiere 

VER POST