Tendencias & Innovación

Picking Automático, una parte más de los Almacenes 4.0

Cada vez que se necesita armar un pedido con un mix de diferentes productos hacemos picking. Esta palabra proveniente del inglés podría ser traducida como selección o recolección, pero básicamente consiste en armar pallets, cajas o contenedores con diferentes productos, de distintos volúmenes y cantidades, provenientes de otros pallets, cajas o contenedores armados con un único producto.

Para ampliar el concepto a aquellos que no estén familiarizados con el picking o que se estén iniciando en el campo de la logística, coloquemos un ejemplo: Supongamos la labor de reposición de productos en un supermercado. El personal de reposición debe armar un carro con los distintos productos que son necesarios reponer en las estanterías del salón de ventas. Para ello, debe desarmar y tomar la cantidad justa de cada uno de los diferentes productos de los distintos pallets y/o racks dentro del almacén y armar uno que contenga el mix adecuado para llevar al salón.

Entre las características que tiene esta actividad se encuentra el tiempo de configuración (desarmado, selección de referencias y armado de pallets) y la elevada mano de obra, siendo puntos críticos a la hora de mantener ciertos niveles de productividad en la supply chain. Además, el aumento de pedidos de volumen reducido, sea para optimizar los niveles de inventarios o como consecuencia del e-commerce, exige un trabajo cada vez más personalizado para la distribuidora.

Sin embargo, el picking ha dejado de ser una actividad manual y pasado a ser una tarea 100% automatizada. Empresas como Swisslog, Vanderlande, SSI SCHAEFER, entre otras especializadas en intralogística, han lanzado al mercado sistemas de picking automático (APS – Automated Picking System). Entre las ventajas que suponen los APS se encuentran la disminución del personal, la mejora en el control y gestión del stock, la posibilidad de optimizar los almacenes, el aumento de la productividad, la reducción de errores y repalletizados por daños, etc.

Un APS básico consiste en un robot que se encarga de palletizar y despalletizar cada uno de los pedidos. Por medio de un software, realiza un complejo proceso de cálculo, basado en los parámetros del producto (geometría y peso), con el fin de determinar la mejor forma de armar el pallet. Almacenes más complejos incluyen, además del robot de picking, toda la automatización de selección de los productos desde los racks y el traslado en la secuencia exacta hasta el robot que arma el pallet (automated sequencing and buffering systems). Luego, se embalan y se envían mediante un transportador guiado automáticamente a la estación de expedición correspondiente.

Comparando con los métodos tradicionales, los APS han llegado a triplicar la velocidad de picking en los centros de distribución basándose en la disposición de la tienda, los grupos y las categorías de los artículos. Si bien, existen ciertos paradigmas al momento de automatizar el almacén, los APS permiten realizar una transformación paulatina, donde simplemente se puede iniciar con un robot abastecido por el hombre y luego ampliar la automatización.

Independientemente de los costos y beneficios directos que se puedan calcular en función de las variables tangibles conocidas (mano de obra, retrabajos, etc.), la necesidad de agilidad en la cadena de suministros es un requisito innegociable de la Industria 4.0 y, además, sólo posible de cuantificar mediante los resultados producto de la satisfacción del mercado.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Industria 4.0, entonces Formación 4.0 

VER POST

Almacenes 4.0: La automatización 

VER POST

El Pallet 

VER POST