Tendencias & Innovación

Una empresa innovadora ha de tener artesanos de la innovación

blog

empresa_innovadora Uno de los temas recurrentes en las conferencias de innovación “urbi et orbe” son los ejemplos de empresas exitosas en la innovación o de la actuación de sus líderes como modelos a replicar en nuestra empresa o en nosotros mismos para poder alcanzar su mismo éxito. Pero lo que ocurre si copiamos lo que ellos hacen es que nos convertimos en… una copia. Ser innovador o ser una empresa innovadora no consiste en ser una copia sino que consiste en ser diferente y con valor añadido. Las empresas que consiguen el éxito de sus innovaciones son las que no hacen lo que todo el mundo hace, son las que sorprenden con soluciones que nadie había pensado o las que ofrecen servicios que nadie creía que necesitaba. Además pretender copiar lo que se explica de otras empresas innovadoras al pie de la letra es una garantía de fracaso, porque en esa explicación no están todos los elementos intangibles que se producen en las relaciones que se dan entre las personas que han formado y forman parte de la empresa, ni tampoco están las circunstancias que provocan los acontecimientos críticos en la evolución de la empresa, ni los motivos para tomar determinadas decisiones; y sin todo ello lo que conseguiremos es un clon que acabará como la oveja Dolly. Pero decidir ser diferente y aportar valor añadido no es garantía de que se conseguirán innovaciones de éxito, pero lo contrario sí que es garantía de fracaso como innovadores. Una empresa que no es diferente y no aporta valor difícilmente desarrollara innovaciones de éxito, lo que desarrollará es un “más de lo mismo”. Ahora bien sí que es interesante escuchar o leer de cómo lo han hecho otros porque nos están diciendo que caminos no debemos de seguir; si queremos abrirnos paso hacia las fértiles praderas donde pastan las manadas de bisontes no podemos seguir la senda que ya han abierto otros cazadores porque llegaremos a una árida pradera donde yacen los blancos esqueletos de los bisontes abatidos. Las historias sobre innovadores son como las leyendas de la antigüedad en las que parte de la historia es cierta y el resto es ficción; pero en estas historias lo que es relevante son los valores y las actitudes que lo hicieron posible como la perseverancia, la intuición, la visión, la integridad, el carácter frente a los obstáculos, etc. diferentePero escoger ser diferente no debe ser una decisión porque si, o para “hacerse notar”. No, debe ser una decisión tomada conscientemente que forma parte de una estrategia para que esta actitud forme parte del acervo cultural de la empresa. A partir de ahí todas las decisiones que se tomen deberán tener como visión de referencia esa cualidad de la diferenciación y esto supone que habrá paradigmas que desaparecerán pero que serán sustituidos por otros. Cuando el orgullo de pertenecer a una empresa que hace las cosas diferentes y que con ello consigue desarrollar innovaciones exitosas forma parte del espíritu que fluye en el personal de la empresa entonces se ha conseguido uno de los hitos más importantes para el arraigo de la cultura de la innovación. Pero además ese orgullo produce que los clientes que se relacionan con los empleados de la empresa lo incorporen como parte de su sentimiento de fidelidad hacia los productos que adquiere o los servicios que contrata. En el desarrollo de innovaciones una de las características más importantes a conseguir es que los empleados sientan que no están haciendo un trabajo sino que lo que están haciendo es arte. El hecho que los empleados responsables de la innovación adquieran la mentalidad de artesanos, es decir, de personas que hacen productos únicos, diferentes; es lo que permitirá que el resultado sea un producto o servicio innovador porque será diferente de lo existente. Es por ello que la presencia de artesanos de la innovación en una empresa es una garantía que los pilares sobre los que se construirán los éxitos de la empresa están bien asentados. Escrito por: Gian-Lluís Ribechini

Compartir este blog