Tendencias & Innovación

Las empresas deberían considerar a sus usuarios como una fuente de ideas innovadoras

blog

Uno de los principales impulsores de la innovación es el usuario de un producto o un servicio existente, es lo que se conoce como “innovación impulsada por el usuario”. Ello se debe a que en muchas ocasiones los usuarios crean evoluciones de los productos que dan pie a nuevos usos o mejoras sustanciales de las funciones y funcionalidades que no habían sido previstas por los creadores y comercializadores de dichos productos. Se podría considerar una variante de la Innovación Abierta que habitualmente no es promovida pero que se forma parte de las estrategias no escritas de los ámbitos del hardware y el software abierto.

innovaciónAsí tenemos el caso de las plataformas de hardware Arduino en las que los usuarios pueden desarrollar evoluciones e incluso comercializarlas por su cuenta; tal es el caso de la empresa española bq que a partir de una placa Arduino la ha mejorado incorporándole elementos diferenciales y nuevas funciones que no se incluían en la placa original con lo que ofrecen una solución diferenciada y "mejor" que la original que ha puesto a la venta.

Esta forma de innovar es una de las más extendidas pero que, a menudo, es ignorada por las empresas como fuente de productos innovadores propios. En la mayoría de los casos porque la evolución que desarrolla el cliente es para uso propio del cliente, y no se le visualizan otros posibles clientes. Otras veces porque el cliente no enseña la evolución que ha desarrollado ya que considera que le permite una diferenciación respecto de la competencia que también lo utiliza. Esto se da especialmente cuando se modifica e innova maquinaria de los procesos de producción ya que esas innovaciones aportan mejoras en los costes de los procesos o en la calidad de los productos que se obtienen; por ello no hay interés en explicar lo que genera una ventaja en costes.

Ahora bien el hecho de desarrollar innovaciones a partir de los productos y servicios de nuestros proveedores puede ser una oportunidad de negocio compartido. Por un lado nosotros hemos asumido los principales costes de desarrollo de esta innovación y además la hemos verificado y validado porque la estamos utilizando con lo que los problemas de adaptación que pudiesen existir los hemos solucionado; por otro lado el fabricante del producto dispone de una solución que puede ofrecer a otros clientes que no ha tenido costes de desarrollo (eso no significa que no pueda tener costes de adaptación), que además está funcionando y que permite ampliar el portafolio de funcionalidades del producto.

innovaciónOtro de los ámbitos donde más claramente son los usuarios los que desarrollan las innovaciones es el de denominada "cultura Maker" que se tiene una de sus fuentes en el concepto DIY (Do It Yourself), es decir, “Hágaselo usted mismo”. Esta cultura que tiene uno de sus máximos referentes en el universo que se está creando alrededor de la impresión 3D (fabricación aditiva) está creando nuevas formas de difundir la innovación y de motivar que los creadores de ideas puedan llevarlas a la práctica, una de estas formas es el desarrollo de las redes FabLab a lo largo del mundo, con algunas ciudades como Barcelona en las que desde el propio ayuntamiento se promueven Ateneos de Fabricación públicos en los que cualquier ciudadano puede dar forma física a sus ideas. Esto lo que permite es que puedan desarrollar innovaciones disruptivas porque el innovador por cuenta propia, en principio, no desarrolla una innovación porque prevé un nicho de negocio sino porque quiere solucionarse un problema o porque quiere satisfacer una necesidad suya a la que el mercado no le da respuesta.

Tanto en la Historia de la Innovación como en la Historia de la Ciencia yo creo que los principales avances los han llevado aquellos que tenían un interés personal o una pasión en dar respuesta a sus inquietudes. Aquellos que innovan sin una motivación intrínseca no alcanzan las mismas cotas de excelencia que aquellos que tienen un “para que” sobre el uso final de la innovación.

Lo curioso es que muchos de los referentes de hoy en día en muchos campos especialmente en el de las tecnologías digitales o de Internet surgieron como innovación de usuario.

  ¿Te atreves a aportarnos tus ejemplos?   Escrito por Gian-Lluís Ribechini.

Compartir este blog