Tendencias & Innovación

El control comercial al detalle

control comercial

Ingresos, depreciación, nóminas, impuestos, aplazamientos, tipos de cambio… el control comercial no es una tarea para nada sencilla y, por eso, requiere de profesionales bien preparados, como los que han recibido formación superior al nivel de un máster en control de gestión. Por una parte, deberán ocuparse de los aspectos puramente financieros y, por otra, de todo lo que tiene que ver con el control comercial de las operaciones. Pero, ¿en qué consisten exactamente sus tareas?

 

Control comercial: a medio camino entre la asesoría financiera y la consultoría de negocio

Los responsables el control comercial de una organización deben asegurar que las finanzas de la organización se alinean con los objetivos prefijados y que, además, se ajustan a las normas de obligado cumplimiento. Por eso, entre las actividades de un ejecutivo a este nivel se encuentran:

  • Gestión y consolidación de información financiera.
  • Comprensión y aseguramiento del cumplimiento de la legislación aplicable.
  • Adaptación del modelo de negocio a los requisitos impuestos por la normativa.
  • Administración de las auditorías externas.
  • Elaboración de informes y relaciones con accionistas.

Este perfil es responsable de controlar el financiamiento del negocio y, por eso, su papel en ese sentido podría calificarse como de reacción ya que, en este ámbito, su exposición a factores externos es mínima. Justo lo contrario a lo que sucede con su faceta de controlador comercial de negocio.

En esta otra faceta de su responsabilidad, el profesional que debe encargarse del control comercial tendrá que ser muy proactivo. Precisamente debido a esta dualidad, se requiere que la empresa haga una escrupulosa selección de la persona que ocupará un cargo a este nivel.

Con una marcada orientación al futuro y aliado con la tecnología, para cuyo manejo deberá estar bien preparado, el ejecutivo que se ocupe del control comercial de las operaciones debe:

  • Definir planes de negocio desde una visión de extremo a extremo de la organización y todas sus áreas, de la logística a la producción, y de la distribución a la venta.
  • Emplear las herramientas de análisis avanzado que le permitan identificar nuevas oportunidades para el negocio.
  • Encontrar la forma de impulsar la generación de valor, a través de la definición de indicadores, el seguimiento de métricas y su estudio, que le permiten conocer lo que realmente impulsa el negocio.
  • Promover la eficiencia en procesos y operaciones.
  • Hallar el modo de vincular en el modelo de negocio a las nuevas soluciones que le permiten adaptar su enfoque en función de los objetivos de cada momento y las circunstancias de mercado.
  • Identificar las oportunidades de ahorro de costes y reducción de la generación de desechos.

 

La labor de control comercial es una actividad con un claro componente social que no deja de lado la racionalidad en la toma de decisiones requerida para su trabajo con datos. La gestión del riesgo, la toma de decisiones y la búsqueda constante de nuevos modos de optimizar las posibilidades de la organización con los medios y recursos disponibles, o a su alcance, hacen de este puesto uno de los más apasionantes y desafiantes de cualquier empresa. Una vacante que sólo está abierta a los mejores profesionales.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

Características de un proyecto empresarial de admi... 

VER POST

Aplicaciones para el Control de Gastos 

VER POST

Cómo conseguir un control del alcance efectivo 

VER POST