Tendencias & Innovación

El primer día del resto de mi vida

blog

Lo prometido es deuda. En mi último post te invitaba al cambio, y te prometía una metodología basada en mis tres A’s: Autoconocimiento, Actitud y Acción. Durante los próximos post veremos como estos tres ejes nos pueden ayudar a alcanzar el éxito en nuestros proyectos. Además, tienen un efecto lateral: sirven también para tus metas personales.

dafo

El primer eje es el del Autoconocimiento.

Hablar de autoconocerse es muy fácil de decir pero difícil de ejecutar. La verdad es que es algo que se ha tratado de explotar en el terreno personal pero sobretodo en el profesional. Las empresas miran continuamente de descubrir la forma de poder prever qué pasará, como deben actuar y qué pueden cambiar para mejorar. El propósito que buscan con esto es crecer, avanzar y una de las herramientas más usadas para conseguirlo es el DAFO.

El DAFO, que es el acrónimo de las iniciales de las palabras Debilidades, Amenazas, Fortalezas y Oportunidades, es una metodología creada por Albert Humphrey en la Universidad de Stanford en la década de los sesenta del siglo pasado que permite poder analizar las capacidades competitivas desde dos ámbitos: el interno (para fortalezas y debilidades) y el externo (para las oportunidades y amenazas).

Como tantas otras cosas lo interesante es recoger esta herramienta empresarial y llevarla al ámbito privado, a nosotros mismos. Es lo que he hecho con el DAFO Personal®, una herramienta de conocimiento que he creado con la que consigues conocerte a ti mismo para poder dar un paso adelante. Hacerlo supone descubrir cosas, identificar errores, recibir críticas y por lo tanto hacer un trabajo duro pero del que se podrán extraer muchas conclusiones de cara el futuro.

Con el DAFO Personal® debemos tener en cuenta que se hace un trabajo multidimensional que atacará cada uno de los ámbitos de nuestra vida: familiar, laboral, social… De cada uno de estos ejes se debe hacer una radiografía que permita sacara conclusiones. Además  no se debe ver como una acción aislada, un DAFO Personal® es algo que es bueno y necesario repetir varias veces a lo largo del año. Así, al hacerlo debemos estar en un entorno que sea adecuado y que ayude al trabajo. Sin prisas y relajadamente.

El DAFO Personal® no se puede ni se debe hacer en un solo día. De igual forma que lo que te rodea afecta la forma que tienes de vivir el día, el DAFO se debe ver influenciado por los distintos estados de ánimo por los que pasas a lo largo del tiempo para poder abarcar una mayor globalidad.

Crisis de Reputación Online

Hacer el DAFO PERSONAL®: La realización del DAFO Personal® gira alrededor de distintas etapas. La primera es con uno mismo. Es el momento de coger el cuadro que te adjunto y pienses como rellenar tus Puntos Débiles, Amenazas, Puntos Fuertes y Oportunidades.

  • Los puntos débiles son aquellos que se interponen entre tú y tu objetivo siempre pensando en ti mismo. En este campo cabe desde el dinero, la familia, los apoyos que tienes, el aspecto personal, la situación de la competencia o tu forma física.
  • Las amenazas, por su parte, es uno de los campos más interesantes ya que juegan a dos bandas, aportando también oportunidades que podrás tener en cuenta de cara el futuro. Sin embargo, en esta ocasión te debes centrar sólo en las amenazas. Ejemplos de estas pueden ser los obstáculos que tienes delante, la situación futura del entorno, los miedos, la calidad de lo que te rodea…
  • Los puntos fuertes deben servir para analizar aquello más destacable. Así, es importante sacarse la modestia de encima y anotar en lo que más destaca de ti. No te debes centrar en un solo ámbito de la vida, puede ser los estudios, habilidades, entorno, actitud (perseverancia, creatividad, capacidad de influencia…).
  • Las oportunidades es quizás el punto más complicado pero a la vez el que presenta más retos. Es complicado ya que no depende sólo de uno mismo, sino que se ve comprometido por lo que pase a tu alrededor, pero lo que a la vez podría ser un problema te permite una capacidad de abstracción que puede llegar a ser muy beneficioso. Tendencias, riesgos, identificar lo que puede ocurrir… Todo esto te permitirá trabajar las oportunidades que tienes delante.

Te animo a que empieces a pensar en estos cuatro aspectos. En el próximo post, entraremos en detalles en cada uno de ellos y veremos pistas de cómo ser exhaustivos en su identificación.

Escrito por Lluís Soldevila.

Compartir este blog