Tendencias & Innovación

DAFO PERSONAL®: Hacia la mejor versión

blog

Cerramos el segundo bloque de las Fortalezas con un nuevo grupo de pistas o ayudas para la identificación de nuestros puntos fuertes. Recuerda, debes leerlos de uno en uno, y no pasar al siguiente hasta que hayas trabajado el anterior. La importancia de los puntos fuertes radica en que se convertirán en la palanca de mejora. Hay quien piensa que los puntos débiles deben merecer nuestra atención, más que los fuertes. En próximos post, cuando hablemos de la estrategia, veremos que los dos enfoques nos llevan a dos versiones de nosotros mismos: la versión mejorada y la mejor versión. Pero vayamos paso a paso pues en los procesos de mejora personal, no existen atajos.

  1. ¿Poseo habilidades y recursos superiores? Seguro que haces algo muy bien así que piensa en eso para lo que eres muy bueno y considéralo una fortaleza.
  2. ¿Tengo alguna ventaja en costes? Es sencillo identificarlo. Por ejemplo, si necesitas financiar tu proyecto y vives en casa de tus padres (te ahorras el alquiler) posees una ventaja en costes. Si tu primo vive en Colombia y desarrolla webs desde allí con tarifas a mitad de precio, eso supondrá una ventaja en costes para iniciar un proyecto de esta índole.
  3. ¿Presento una buena imagen o presencia? Como ya hemos comentado antes, tu imagen debe ser coherente con tu objetivo. Si está alineada, suma a tu favor.
  4. ¿He sido líder en el trabajo, en la familia, en la universidad, en el colegio...? Para lograr tu objetivo deberás saber relacionarte con otras personas e, incluso, liderar a un equipo. Si de manera innata tienes una tendencia al liderazgo esto te resultará más fácil y natural. Piensa si cuando eras pequeño todos jugaban a lo que tú querías o si eres tú quien decide la película. ¿Sueles ser lo suficientemente convincente como para que los demás hagan lo que quieres?
  5. ¿Tengo capacidad organizativa? Es de vital importancia que seas capaz de organizar tu trabajo y el de los demás de manera eficiente para conseguir tu objetivo.
  6. ¿Cómo es mi capacidad de influencia en los demás? En los procesos de selección de personal este parámetro es uno de los que más se valora, sobre todo en los niveles directivos medio y alto. Una persona con capacidad de influencia vende, convence, negocia y motiva a los demás con facilidad.
  7. ¿Me adapto fácilmente a los cambios? Vivimos insertos en una realidad cambiante y es necesario ser capaces de adaptarnos a esta dinámica. De manera repentina puedes verte en la situación de tener que cambiar la manera de proceder en tu proyecto debido a las fluctuaciones del mercado y será mejor que estés preparado a esta posibilidad.
  8. ¿De qué experiencia profesional me siento más orgulloso? De manera análoga como ocurre con las debilidades, la experiencia profesional de la cual conserves mejor recuerdo y en la que te hayas sentido más valorado será en la que uno (o varios) de tus puntos fuertes se haya puesto en evidencia.
  9. ¿Cómo es el estado de salud de mi propia confianza? Esta pregunta es crucial en el camino hacia el éxito pues para recorrerlo pisando fuerte no debe haber ni un ápice de duda de tus capacidades. Confía en ti y en tus proyectos aunque el tiempo, a veces, no acompañe.
  10. Mi motivación para exceder expectativas es mi punto fuerte. Si te gusta dar más de lo que se espera de ti, dispones de un activo de valor incalculable.
  11. ¿Soy una persona perseverante? Este atributo es una gran fortaleza pues poseer la capacidad de de encontrar la energía para seguir trabajando al máximo nivel, incluso en tiempos de presión e inestabilidad, será un gran aliado para llegar donde te has propuesto.
  12. ¿Soy creativo? Esta es una muy útil fortaleza ya que quien es creativo ve las cosas desde una perspectiva original, pudiendo resolver conflictos laborales o emocionales de la mejor manera. La persona creativa también es enérgica y así como la curiosidad, la creatividad también es útil para descubrir oportunidades escondidas cuando los otros las dejan pasar.
  13. Poseo una férrea voluntad de aprendizaje. Esta capacidad describe un proceso de toma de contacto con nueva información y habilidades. Esto es altamente positivo y, además, nos ayuda a soportar las frustraciones derivadas de la dificultad y el feedback negativo de los que podemos ser diana durante el camino hacia nuestra meta. El aprendizaje se convertirá en una forma de vida y en un proceso continuo.
  14. ¿Sé auto motivarme? Pregúntate si la motivación respecto a tu objetivo proviene del exterior o del interior. En el primer caso, esta motivación depende de factores que no controlas, sin embargo, cuando tiene su origen en el interior todo depende de ti.
  15. ¿Tengo sentido del humor? La gente emprendedora, positiva y con buen sentido del humor tiene una fortaleza interna que los ayudará a superar cualquier obstáculo para seguir adelante en su objetivo. Es un gran punto fuerte pues el humor es como un lubricante de las relaciones personales que nos ayuda a desatascar situaciones difíciles, dulcificar mensajes o simplemente hacer más fácil el día a día.

Escrito por Lluis Soldevila Masters relacionados: Máster en Innovación y Emprendimiento

Compartir este blog