Tendencias & Innovación

Principales tipos de estructura de mercado

estructura de mercado

Los mercados no son homogéneos ni se comportan de la misma manera. Cada uno de ellos presenta características propias en las que debemos reparar con atención si lo que queremos es posicionar o relanzar nuestro negocio. O dicho de otro modo, tienen una estructura de mercado que les hace diferentes unos a otros.

 

¿Conoces la estructura del mercado donde operas?

Sin embargo, a la hora de definir la estructura de mercado, un elemento bastante útil es el número de empresas que operan en él y que, por tanto, ofrecen servicios o productos similares. En ese sentido, los mercados pueden ser: de competencia perfecta o de competencia imperfecta. ¿Sabes de qué trata cada uno?

a. Mercado de competencia perfecta:

Este tipo de mercados se caracteriza por la presencia de agentes o empresas que entablan una competencia en igualdad de condiciones. Es decir, ninguno de ellos cuenta con una posición privilegiada de antemano y las diferencias entre una marca u otra surgen tras la implementación de ciertas políticas o estrategias comerciales. Al mismo tiempo, hay un alto número de demandantes o clientes que solicitan servicios o productos para satisfacer sus necesidades.

b. Mercado de competencia imperfecta:

En estos escenarios, la competencia perfecta no es posible por diversas razones, entre ellas la ausencia de competidores o marcas que quieran intervenir en las dinámicas del mercado. Por tanto, el poder de decisión queda en manos de unas pocas empresas o, incluso, de una sola.

 

Estructura de mercado: tipos de competencia imperfecta

La estructura del mercado de competencia perfecta tiene los niveles de dinamismo, interacción y relación deseados en cualquier escenario comercial. Sin embargo, no es así en la de competencia imperfecta, cuyas dinámicas se ven seriamente limitadas por la ausencia de competidores que sirvan de contrapeso.

La competencia imperfecta puede dar paso a escenarios singulares. Repasemos algunos de los más conocidos y sus características:

 

  • Monopolio:

En estos mercados, sólo existe una marca que ofrezca los productos o servicios de un sector específicos. Los clientes deben limitarse a las opciones de dicha marca.

  • Oligopolio:

En este caso, los clientes acceden a más alternativas que en el monopolio, pero en el fondo tienen las mismas limitaciones. Esto se debe a que más del 40% del sector es dominado por una serie de empresas que pertenecen a un mismo conglomerado.

  • Mercado competitivo:

Son escenarios caracterizados por la presencia de pocas empresas, las cuales, en este caso, se reparten cuotas específicas del mercado. Es decir, llegan a un acuerdo para no invadir el espacio comercial de la competencia.

  • Duopolio:

Como la propia palabra lo indica, son mercados en los que toda la oferta se centra en dos marcas, las cuales compiten habitualmente por la captación de los clientes, la originalidad de las ofertas, los precios, etc. Los consumidores no tienen acceso a una tercera vía que rompa con la dualidad comercial establecida.

  • Monopsonio:

En este tipo de escenarios, las limitaciones son del propio consumidor, pues solo existe un tipo de comprador o buyer persona. Generalmente, las marcas no suelen insistir demasiado en estos mercados a menos, claro, que cuentan con una idea de innovación disruptiva y sean capaces de generar una brecha en el propio mercado.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cómo calcular la productividad y de qué modo impul... 

VER POST

La gestión por procesos, ¿qué ventajas tiene? 

VER POST

Barreras de salida: costes y beneficios 

VER POST