Tendencias & Innovación

Business Inteligence, clave para la toma de decisiones

business inteligence

Las nuevas tecnologías no sólo nos han hecho la vida más sencilla en el plano cotidiano, sino que también han realizado grandes contribuciones a la gestión empresarial y a la manera en que los negocios se enfrentan al mercado.

Una de esas contribuciones ha sido el análisis de datos, un elemento fundamental para el posicionamiento de las estrategias y la toma de decisiones en general.

 

¿Qué es el Business Inteligencie y para qué sirve?

Con el nombre de Business Inteligence se conoce la habilidad de las empresas para transformar los datos relativos a una determinada actividad y al espectro comercial al que pertenecen, lo cual incide notablemente en la toma de decisiones y en los cambios que se implementen al interior de las mismas.

Sin embargo, no es una habilidad que se presente por sí sola. Por el contrario, se trata de un conjunto de herramientas, técnicas y metodologías que ayudan a las empresas a depurar y transformar los datos que pululan en el espectro comercial.

Es decir, Business Inteligence mide la inteligencia de los negocios a la hora de crear ventajas competitivas que les permitan reforzar su marca, aspirar a un mejor lugar en el mercado y ganar prestigio entre los consumidores.

Pero ojo, no sólo se trata de convertir los datos en información. De hecho, no toda la información que circula en un mercado es realmente útil para los negocios. La clave está, por el contrario, en saber depurarla e integrarla eficazmente en el plano interno.

El resultado de este proceso es la agrupación de esta información en una misma base de datos y un nivel de información más dinámico, eficaz y productivo.

 

Ventajas de aplicar Business Inteligence. ¿Qué ganamos?

Hasta ahora hemos hablado de dinamismo y eficacia. Sin embargo, cuando se trata de precisar las ventajas que supone apostar por un proceso de Business Inteligence al interior de un negocio, merece la pena destacar otras tantas. Veamos:

  • Reemplaza a los informes físicos tradicionales, que por lo general son complejos y cuya realización puede suponer largos plazos. Es decir, no sólo optimiza la recolección de datos, sino que también aumenta la velocidad de análisis e interpretación de los mismos.
  • Proporciona información actualizada y útil que nos da una idea de cuál es el estado de cada negocio y de sus proyecciones.
  • Favorece la rápida toma de decisiones, pues la información que se obtiene con las herramientas, estrategias y demás recursos es casi inmediata. No hay que esperar largos plazos para decidir en un sentido o en otro; la información actualizada es la mejor base para hacerlo cuanto antes. Se suele decir, de hecho, que Business Inteligence analiza la información a la velocidad del pensamiento.
  • Combina diferentes tipos de datos, lo cual favorece la implementación de estrategias en todos los niveles de un negocio. Todos los datos y la información obtenida es útil en cualquier área o departamento. Por ejemplo, es común que ciertas empresas se apoyen en este tipo de recursos para cruzar información de tareas financieras, contables y de Recursos Humanos.

 

Business Inteligence es sobre todo una solución para plantar cara a muchos de los problemas de gestión a los que se enfrentan las empresas, independientemente de cuál sea su sector de operación o su naturaleza.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

3 Técnicas Esenciales para la Gestión Ágil de Proy... 

VER POST

Estudio OBS: Big Data 2016 

VER POST

7 consejos para aumentar la productividad laboral 

VER POST