OBS Community

Retos a la dirección estratégica en la era digital

direccion estrategica

La dirección estratégica siempre ha estado asociada al cambio. El dinamismo estaba presente en cada decisión y, detrás del planteamiento de partida, podía descubrirse la visión de un gerente que abrazaba el riesgo. Si bien esta forma de gestión nunca podría haberse calificado de estática, hoy día, la velocidad a la que las transformaciones se suceden en el entorno empresarial hace que sea preciso superar algunos retos, los que alejan a la compañía de lograr sus objetivos en un entorno tan cambiante.

 

Los nuevos desafíos a la dirección estratégica

La era digital ha transformado el modo en que las empresas interactúan en el mercado:

  • Mayor sofisticación de los consumidores.
  • Facilidad sin precedentes para el acceso a los mercados de empresas emergentes.
  • Velocidad con que se crean tecnologías disruptivas.
  • Aumento de las posibilidades de colaboración entre socios de negocio.
  • Incremento del número de ataques informáticos a las empresas y empeoramiento de las consecuencias de la amenaza a la ciberseguridad.

El dinamismo del entorno obliga a trabajar por impulsar la agilidad de la dirección estratégica. Hoy día, no hay empresa que pueda permitirse ralentizar el ritmo, puesto que:

  • El ciclo de vida de los productos de ha reducido considerablemente: esto obliga a las empresas a innovar constantemente para evitar la obsolescencia. La dirección estratégica debe centrarse en buscar nuevas oportunidades, asumir nuevos retos y aceptar que, en algunos se correrán riesgos.
  • El desarrollo que nuevas formas de cibercrimen va por delante de los medios existentes para prevenir esta clase de ataques: las organizaciones tienen que conocer cuáles son sus datos sensibles, qué individuos tienen acceso a ellos y desde qué aplicaciones y dispositivos. Es preciso integrar la gestión de riesgos informáticos en el plan de dirección estratégica general, para evitar que la amenaza termine provocando la pérdida de clientes, el pago de sanciones y un deterioro de la imagen de marca.
  • Los avances en el campo de la tecnología pueden hacer que el panorama de mercado cambie drásticamente en muy poco tiempo: por eso también habrá que prestar especial atención a aspectos como la gestión del cambio que, unidos al uso de herramientas de análisis predictivo, podrán aumentar las posibilidades de la organización de elaborar una respuesta más certera ante la aparición de nuevas tendencias.

 

La dirección estratégica en la era digital necesita del impulso de un nuevo perfil de profesionales de la gestión. Para poder asumir este rol, deberán estar preparados para moverse en un entorno en que la tecnología dicta un elevado porcentaje de las transformaciones que se suceden. Los ejecutivos de alto nivel tendrán que responsabilizarse de aprobar las decisiones que se tomen en lo que respecta a la inversión tecnológica, así como de tener previstas las necesidades en materia de talento que configuren las prioridades del reclutamiento.

Una vez más la visión necesaria para respaldar este tipo de acciones y conducir a la compañía hacia el éxito vendrá de la mano de soluciones tecnológicas: de procesamiento de datos, de análisis predictivo y prescriptivo y, por qué no, también de las que representan la nueva ola de software, encabezado por las soluciones cognitivas que aprovechan lo mejor de la inteligencia artificial y el aprendizaje automático y lo aplican al negocio, en su vertiente táctica y, por supuesto, también en su esfera de dirección estratégica.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

EMBA, la mejor opción para una alta formación 

VER POST

Competencias laborales: la vida más allá del MBA 

VER POST

Los líderes eligen los mejores MBA 

VER POST