Project Management

Scrum, ¿Qué es?

Scrum, qué es

En entornos de desarrollo es frecuente oír hablar de Scrum. ¿Qué es? Una pregunta habitual y que no todo el mundo sabe responder, debería ser lo primero que se conociese sobre uno de los estandartes de la gestión ágil. Y es que, aunque haya quien aún esté confundido al respecto, Scrum no es una metodología, ni una teoría, sino un marco de trabajo.

Es tan versátil que puede aplicarse a proyectos simples de cualquier ámbito y también al desarrollo de productos complejos. Lo importante es no saltarse las reglas. Quienes lo usan a diario saben responder a la cuestión "Scrum, ¿qué es?" porque tienen claro que consiste en una combinación de simplicidad y disciplina a partes iguales.

Scrum: qué es y en qué consiste su aplicación

Además de conocer Scrum y qué es, resulta interesante entender lo que implica. Scrum tiene que ver con tomar decisiones en tiempo real en base a datos objetivos, con equipos de desarrollo auto-gestionados y una comunicación excelente. Scrum está relacionado con:

- La figura del Scrum Master.

- Reuniones diarias entre los equipos de desarrollo.

- La definición y priorización de las tareas a realizar y la planificación de las sesiones para cada tarea.

- Los proyectos breves pero de alta intensidad, caracterizados por sesiones de trabajo frecuentes.

- La monitorización del progreso, las críticas constructivas y la mejora continua.

Para saber bien Scrum, qué es y en qué consiste hay que leer el Manual de Scrum, donde se encuentra toda la información necesaria acerca de las funciones, eventos y artefactos. En esta guía se puede acceder al conocimiento más importante para poder trabajar en base a este marco de trabajo: las reglas de aplicación.

Porque este marco de desarrollo basado en el control de proceso empírico y el pensamiento bottom - up (de abajo hacia arriba), prioriza la autonomía del equipo y respeta sus decisiones durante la marcha del proyecto. Se puede poner en práctica cualquier iniciativa que funcione en el marco de Scrum, siempre que ayude a sacar adelante el trabajo y permita la entrega de los productos, incluso de los más complejos. Sólo hay que recordar que entonces ya no es Scrum, será otro enfoque diferente, un híbrido personalizado.

Quienes quieran hacer una aproximación purista no pueden olvidar uno de los puntos básicos de Scrum que es la aproximación incremental al desarrollo y las iteraciones, motivada por un equipo autónomo y con potestad para organizar su propio trabajo. Todo lo demás puede ser prescindible, de hecho, en la última actualización de la Guía de Scrum publicada por Scrum.org algunos temas como la planificación de entregas, las tareas del sprint y los burndowns han sido retirados de la definición formal de Scrum.

Scrum es ágil, permite a las organizaciones adaptarse sin problemas a requisitos cambiantes con la rapidez necesaria y entregar un producto que cumpla con los objetivos de negocio y de gran calidad.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cómo conseguir la certificación Scrum Master 

VER POST

Cómo elegir herramientas Scrum en base a 7 criterios 

VER POST

Las 11 trampas de la metodología Scrum 

VER POST