Project Management

Cómo diseñar proyectos educativos innovadores

Cómo diseñar proyectos educativos innovadores

Digitalizar, transformar, experimentar, jugar...los proyectos educativos innovadores buscan marcar la diferencia en el aprendizaje de los alumnos mediante la incorporación de técnicas que fomentan la participación, potencian la creatividad e impulsan la motivación dentro y fuera del aula. 

Barreras a los proyectos educativos innovadores

Sobre el papel, los resultados que prometen muchos proyectos educativos innovadores pueden parecer imbatibles. Sin embargo, la realidad es que, para convertirse en éxito, antes sus Project Managers han de ser capaces de enfrentarse a algunas adversidades. Las tres principales barreras a este tipo de iniciativas son:

  1. Recursos: los medios necesario para muchos de estos proyectos educativos innovadores implican costes superiores y requieren de presupuestos más abultados que los de otros modelos educativos convencionales. Esta limitación obliga a tener que hacer un esfuerzo extra para que el aspecto financiero pueda resolverse adecuadamente y no obligue a tener que renunciar a componentes críticos del proyecto o a tener que sustituirlos por otros de función equivalente.
  2. Profesorado: la cualificación y capacitación de los maestros ha de ser tenida en cuenta en dos momentos, el reclutamiento y el diseño de planes de formación continua que los mantengan actualizados y preparados para garantizar su máximo rendimiento en la interacción con los alumnos. La búsqueda del talento es una cuestión a tener en cuenta al planificar proyectos educativos innovadores, igual que se ha de entender la importancia de saber retener a esos perfiles cualificados que se han conseguido atraer.
  3. Apoyo: ya sea por segmentos de la propia organización que pone en marcha el proyecto, por parte de la comunidad a que se destina o por la falta de alineación con la visión de los patrocinadores; la falta de apoyo es uno de los principales lastres a las iniciativas disruptivas en materia de educación.

 

Proyectos educativos innovadores: por dónde empezar

Quienes se plantean la innovación como un sinónimo de sostenibilidad y quieren asegurar el futuro de una institución en base a proyectos educativos innovadores, pueden desarrollar su iniciativa en base a alguna de las siguientes ideas:

  • Digitalización: el uso intensivo de la tecnología en las aulas ayuda a acercar a los alumnos a esta realidad, cada vez más presente en cualquier área de la vida cotidiana, tanto en el terreno laboral como en el personal. A través de este tipo de proyectos se puede conseguir que sean más críticos con los avances, que sepan cómo aprovechar las oportunidades que pueden brindarles y que abran su mente a la creación de nuevas aplicaciones.
  • Colaboración: con otros centros, con otras instituciones, con fundaciones, con empresas... La cooperación en este ámbito no tiene límites y, cuanto más rompedora, mayor será la dosis de innovación que rodee a la iniciativa. Colaboración con la agencia espacial internacional para interpretar o clasificar imágenes tomadas desde el otro lado de la atmósfera, con una escuela del otro extremo de mundo para intercambiar métodos de estudio, aprender un nuevo idioma o trabajar por la integración; o con
  • Transformación: de su propio entorno o del de otros, siempre con un objetivo prefijado y una planificación realista. Los proyectos educativos innovadores pueden servir de impulso a los alumnos para implicarse en iniciativas de acción social, solidarias o creativas que les ayuden a crecer a la vez que se consigue transformar una situación o un lugar en algo mejor.

 

Ebook GRATIS: Metodologías ágiles

Compartir este blog

Posts Relacionados

Máster en Project Management: encuentra tu Registe... 

VER POST

Proyectos educativos: enfoques y algunos ejemplos 

VER POST

Cómo gestionar con éxito un proyecto innovador 

VER POST