Project Management

El éxito en proyectos de ingeniería industrial en 5 pasos

Muchos proyectos de ingeniería industrial terminan en fracaso. A veces se trata de una mala planificación, otras, la causa son errores en la gestión del riesgo o el incumplimiento de los estándares de calidad aplicables. Para prevenir resultados que se alejan de las expectativas y lograr finalizar los proyectos de ingeniería industrial con resultados de éxito, hemos recopilado los cinco pasos más importantes a seguir, que presentamos a continuación.

 

Proyectos de ingeniería industrial: el éxito, una realidad

Evitar errores y mejorar la solidez de la base sobre la que se opera son las dos únicas vía de evitar las muchas, y muy distintas, posibilidades de fracasar en proyectos de ingeniería industrial.

Para ello, el papel del Director de Proyecto es esencial a la hora de:

  1. Desarrollar una planificación realista y adherirse a ella: este plan debe incluir suficiente tiempo de ejecución para todas las actividades enfocadas desde la implementación de todas las mejores prácticas de proyectos, de las que no se puede prescindir. El cálculo de horas correspondientes a la instalación física del nuevo sistema debe ser cuidadosamente planificada, prestando especial atención a los periodos de inactividad que puedan necesitarse y a las posibles dificultades que pueden sobrevenir si la instalación ha de convivir con sistemas anteriores.
  2. Seleccionar un proveedor certificado para el proyecto: la calidad es un factor crítico a la hora de evaluar el éxito en proyectos de ingeniería industrial. Sin embargo, la dificultad reside en que la mejor opción no siempre es evidente y requiere una cuidadosa investigación de antecedentes. La experiencia en el sector y un vasto conocimiento práctico sobre los equipos resultan esenciales para el éxito del proyecto. No hay que olvidarse tampoco de, una vez escogido el proveedor más indicado, asegurarse de que dispone de suficiente capacidad para ejecutar el proyecto y apoyarlo, una vez que la instalación se haya completado.
  3. Procurar unas especificaciones completas: existen muy distintas formas de controlar cualquier conjunto de equipos y una multitud de posibles funciones que pueden realizarse en cada uno de ellos. Para evitar errores y aumentar la funcionalidad de la instalación, hay que tomarse el tiempo que sea preciso para generar y aprobar una especificación funcional apropiada a cada elemento del conjunto, sólo así se evitarán sorpresas desagradables en las entregas. Estas especificaciones deben ser lo suficientemente detallada para describir todas las funciones necesarias, de forma clara y precisa, incluyendo, si se considera oportuno, un glosario de términos anexo.
  4. Realizar comprobaciones de progreso y una prueba formal de aceptación en fábrica antes de la instalación definitiva: una monitorización eficaz es la única forma posible de ganar la visibilidad necesaria en proyectos de ingeniería industrial. A la luz de los datos que se obtengan, se está a tiempo de plantear ajustes o medidas correctoras, que devuelva la alineación perdida, en vez de esperar al último momento, cuando ya es demasiado tarde, para descubrir que algo no marchaba bien. Al final, no hay nada como una prueba de aceptación en fábrica que ate todos los cabos y permita evaluar todas las partes y componentes del sistema.
  5. Capacitar al personal en todo lo referente al nuevo sistema: al inicio del proceso de instalación, es esencial programar la cualificación del personal en cuanto a los pormenores del nuevo sistema. Esta formación, que ha de recogerse ya en la fase de planificación de los proyectos de ingeniería industrial, debe incluir las referencias necesarias en materia de operaciones, mantenimiento e ingeniería.

 

Ebook GRATIS: Proyectos de ingeniería

Compartir este blog

Posts Relacionados

Elementos clave en la ingeniería de proyectos 

VER POST

Obligaciones de un ingeniero de proyectos 

VER POST

Formación, innovación y compromiso para los futuro... 

VER POST