Project Management

Gestión de equipos, más que una habilidad

La gestión de equipos es una parte nuclear de la gestión de proyectos. El Project Manager ha de demostrar sus habilidades intrapersonales e interpersonales a la hora de encontrar la forma de lograr resultados. Comunicarse con los demás, controlar sus impulsos, saber negociar, detectar las capacidades de las personas que integran el proyecto, tomar acción ante los primeros síntomas de descenso de los niveles de motivación laboral o aumento de los de estrés... Sólo los mejores profesionales pueden avanzar hacia el éxito gracias a su desempeño en la perspectiva técnica y también en la personal que se exige a un Director de Proyecto.

 

Gestión de equipos: tarea de líder

Los mejores líderes de proyectos cuentan con las habilidades sociales necesarias para mover a las personas en la dirección adecuada, esa esencia de la gestión de equipos. Además consiguen entregar proyectos dentro de plazo y de presupuesto. No es una utopía, es posible y depende de que las organizaciones encuentren al candidato idóneo para la gestión, un individuo con la capacidad de:

  • Comunicar las metas del proyecto, transmitiendo con efectividad y a todos los niveles, la visión y el entusiasmo que les comprometa con el propósito de la organización.
  • Fomentar el trabajo en equipo a través de la cohesión y la adecuada resolución de conflictos y buscando siempre la cohesión y la visión única.
  • Tener visión de futuro y entender que el proyecto es sólo un paso más en su carrera y en la vida e la organización y que, precisamente por ello, es esencial la construcción de relaciones, que estrechen vínculos en base al respeto, la legitimidad y la escucha activa.

Una parte importante en su trabajo será la identificación de habilidades entre los profesionales del proyecto. Conocer estas capacidades es necesario para mejorar la gestión de equipos en base a:

  • Una asignación de tareas más apropiada.
  • Una mejor distribución de las cargas de trabajo.
  • La formación de equipos más compensados.
  • Una resolución de conflictos más efectiva.

Para conseguirlo, el Project Manager puede atender a 5 conocimientos sobre las personas, claves para a gestión de equipos:

  • El currículum de cada persona y lo que se conoció de ella en esa primera toma de contacto a través de la entrevista de trabajo.
  • Su experiencia en la compañía y en proyectos anteriores.
  • La propia experiencia como Director de Proyecto en contacto con personas de perfil similar.
  • El diálogo presente con cada individuo, en el que se planteen temas relativos a la organización del proyecto, las expectativas personales, el ambiente de trabajo o las actividades asignadas.

Todos estos momentos son fuente de conocimiento que permite explotar el valor que encierra cada integrante de los equipos. El análisis de la información que se extrae de todos ellos permite:

  • Detectar la tendencia al estrés de una persona.
  • Comprobar su atención al detalle.
  • Constatar su capacidad para el trabajo en equipo.
  • Evaluar su nivel de compromiso con la organización y las metas del proyecto.
  • Analizar su nivel de satisfacción con el trabajo.

A partir de estos datos el Project Manager será capaz de mejorar sus habilidades de detección de señales que le adviertan de que es necesario introducir cambios, pero también aumentará su efectividad a la hora de transmitir ideas y comunicarse. Conocer a los demás es esencial para poder trabajar con ellos y, como líder, tomar las mejores decisiones que le conduzcan al éxito en la gestión de equipos.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Asertividad y empatía en la empresa 

VER POST

No saber priorizar: 4 trucos para solucionar este ... 

VER POST

Conoce la motivación intrínseca y sus principales ... 

VER POST