Project Management

Conoce los estilos de liderazgo más empleados en el sector empresarial

El liderazgo es sinónimo de iniciativa, dirección, emprendimiento, gestión, valoración, implicación, monitorización y consecución de objetivos. Es el acto de orientar algo o a alguien hacia una meta específica. 

Sin embargo, sería un error hablar de un solo tipo de liderazgo. Lo que hasta hace poco se creía una labor exclusiva de los altos directivos, gerentes, responsables de sección o jefes de equipo, se ha ido modificando al mismo ritmo que los modelos de estructuras empresariales. Si cambian los sistemas, deben cambiar los referentes. De hecho, en la actualidad se habla de que las empresas, sobre todo si tienen un alto número de miembros y una estructura compleja, se sustentan no sólo en un tipo de liderazgo sino en la suma de varios. La cultura del liderazgo organizacional plantea que ahora, sea cual sea la naturaleza de la empresa o su modelo de organización, debe tener más de un liderazgo. El modelo de liderazgo unitario, independiente del estilo, ha demostrado ser eficiente en algunos casos, pero, a la vez, se queda corto en otras situaciones.  

 

Liderazgo empresarial: principales modelos

Eso explica, en parte, que muchas empresas hayan optado por diversificar el liderazgo en más de un cargo. Es decir, funcionan con un sistema descentralizado en el que cada uno de los responsables tiene un cierto nivel de incidencia en las decisiones que afectan a la organización en su conjunto. Este tránsito del liderazgo unitario a los liderazgos simultáneos ha provocado que los expertos en la materia definan nuevos estilos. Por supuesto, no son definitivos. Cada empresa los asume los adapta a sus necesidades. Entre los modelos de liderazgo más destacados podemos mencionar algunos como:

a) Autocrático:

En este modelo, los líderes tienen el control absoluto de las decisiones. Los miembros de los equipos se limitan a seguir las directrices que les han sido marcados al inicio de los procesos. Tampoco los cargos de staff, aquellos que se adhieren a la organización sin que sean parte de ella, tienen influencia.

b) Laissez-faire:

En francés, la expresión ‘laissez-faire’ significa «dejar hacer». Este estilo de liderazgo promueve la libertad de los trabajadores. La monitorización de los procesos se realiza de vez en cuando. Es usual en grupos de mucha experiencia.

c) Carismático:

Los líderes carismáticos basan su función en el entusiasmo, la engería y la proactividad. Son referentes de aquellas personas que tienen a cargo.

d) Democrático:

A diferencia del liderazgo burocrático, este estilo de liderazgo promueve la interacción y la participación de las personas que conforman los grupos de trabajo. Sus voces tienen importancia y valor a la hora de las decisiones.

e) Operativo:

El liderazgo operativo se centra en las acciones antes que las personas. Al líder de este tipo le interesan sobre todo los resultados. El personal que tenga a cargo no importa en exceso; importan su desempeño y su productividad.

f) Transaccional:

En este modelo, los colaboradores y el líder de equipo llegan a un pacto, por lo general de carácter económico, en el que acuerdan el intercambio de un salario o bonificación a cambio de la ejecución de ciertas labores. Lo más importante es el pacto; no importan tanto ni las relaciones ni los niveles de motivación.

g) Transformacional:

El objetivo de este tipo de liderazgo es influir y transformar positivamente a los grupos de trabajo para la consecución de objetivos. Se basa en la inspiración, la motivación y el entusiasmo. Algunas empresas lo usan como el complemento del estilo de liderazgo transaccional, basado, recordemos, en los resultados.

 

Ebook GRATIS: La incidencia del factor humano

Compartir este blog

Posts Relacionados

Motivación laboral y autocontrol 

VER POST

El project manager y sus habilidades directivas 

VER POST

Los 3 fallos en liderazgo empresarial que afectan ... 

VER POST