Project Management

Contribución de los cursos de Project Management a la carrera profesional

cursos de project management

¿Consideras que ya sabes lo suficiente? ¿Crees que no hay nada nuevo que los cursos de Project Management te puedan enseñar? ¿Ni siquiera te planteas ampliar tu formación y reforzar tu currículum? Algunos Directores de Proyecto, con experiencia y éxitos a sus espaldas piensan que eso es todo lo que les depara la profesión. A mitad de recorrido se sienten en la cima y, equivocadamente, creen que dominan la disciplina, que nada les puede sorprender.

Éste es un error que aún estás a tiempo de evitar.

Cursos de Project Management: necesarios del primer al último día como Director de Proyecto

¿Qué pensarías de un médico que decide no seguir formándose después de terminar sus estudios? ¿Cómo adaptaría los nuevos tratamientos a su ejercicio de diagnóstico? ¿De qué modo podría ponerse al día de nuevas enfermedades y las vías para atacarlas o prevenirlas? ¿Te pondrías en sus manos? Si lo supieras, seguramente no.

Lo cierto es que en determinadas profesionales la actualización es una obligación. Lo es para con uno mismo, pero también ha de serlo por los compañeros, por los clientes (o pacientes), por los usuarios y por la propia profesión. Instituciones como el Project Management Institute (PMI) llevan años trabajando por lograr este respeto que se construye a base de formación.

Cursos de Project Management, seminarios, webinars, encuentros, charlas, conferencias, jornadas... nada es suficiente para ponerse al día con los últimos métodos, las técnicas más novedosas, las herramientas más sofisticadas, y lo mismo cuando se trata de compartir experiencias, dudas y preocupaciones con los compañeros de profesión. Ésa es otra función de los cursos de Project Management, que sirven como punto de encuentro entre profesionales.

Además, para quienes dan sus primeros pasos en el mundo de la Dirección de Proyectos, los cursos de Project Management pueden ser la única vía de acceso al mundo laboral. Muchas organizaciones, a la hora de plantear el proceso de reclutamiento para ocupar una plaza de Director de Proyectos se fijan en:

  • Formación en Gestión de Proyectos.
  • Certificaciones en Project Management, por ejemplo Project Management Professional (PMP)® o Certified Associate in Project Management (CAPM)®
  • Certificaciones ágiles, como puede ser la de Scrum Master.
  • Experiencia en el área.

No poder acreditar el haber superado alguno de estos cursos de Project Management puede ser razón suficiente para quedar descartado como candidato, puesto que las empresas prefieren apostar por profesionales con conocimientos probados en gestión, que demuestran que se cuenta con una base sobre la que trabajar, pero también prueban un interés por el aprendizaje del oficio.

Además, para los planes de muchas compañías es un inconveniente el contar con Directores de Proyecto que carecen de este tipo de certificación ya que, si preveían que podrían necesitar un profesional con certificación PMP, al ser uno de los requisitos las 35 horas acreditadas de formación específica en gestión de proyectos, su planificación se vería irremediablemente retrasada. El PMI es inflexible a la hora de determinar las condiciones de elegibilidad y, por ello, resultaría imperativo el tener que enviar al candidato a recibir esta preparación reglada, antes de que pudiese siquiera dar inicio a la preparación al examen para la certificación PMP.

 

PMP and CAPM are registered marks of the Project Management Institute, Inc.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Formación, innovación y compromiso para los futuro... 

VER POST

El arte del liderazgo. Máster en Project Managemen... 

VER POST

Algunos enfoques para los cursos de Project Manage... 

VER POST