Project Management

6 razones por las que desarrollar tu inteligencia intrapersonal

blog

Conocernos a nosotros mismos es una tarea que los hombres hemos emprendido desde la Antigüedad. Implica reflexión, introspección, entendimiento y, finalmente, sentido de lo que somos y del mundo en el que vivimos. La inteligencia intrapersonal está basada en ese principio. De los tipos de inteligencia que el teórico estadounidense Howard Gardner propuso en 1988 (un modelo que le ha valido, entre otros, la adjudicación del Premio Príncipe de Asturias de las Ciencias), la intrapersonal es la que más se adentra en el conocimiento individual de las personas, para lo cual vincula sus emociones, sentimientos, anhelos, entre otros. Aprender a hacerlo nos ayuda, por ejemplo, a tener una imagen de nosotros mismos acorde a la realidad. Es decir, saber qué sentimientos nos mueven, qué nos motiva, qué prioridades tenemos y con base a qué criterios actuamos.

 

Inteligencia intrapersonal y éxito profesional Por supuesto, este tipo de inteligencia también es una gran herramienta para aquellas personas que decidan poner en marcha cualquier  tipo de proyecto empresarial. Conocerte a ti mismo, y a tu negocio,  es la base de cualquier plan. Pero no sólo eso. También puede ayudarte a clarificar algunas cosas del negocio que no acaben de encajar. Aquí te presentamos algunos de los beneficios más significativos de aplicar este tipo de inteligencia en tu vida personal y en el plano comercial.

  1. Autoconocimiento:

Lo dicho, es la base de todo. Si te conoces como persona, te conoces como empresario. Suena sencillo, sí, pero no todos lo consiguen. Conocerse implica saber cuáles son tus  virtudes y limitaciones, tus talentos y fallos, y esto puede ayudarte a definir el tipo de negocio que buscas y lo que quieres obtener de él.

  1. Manejo de emociones:

Las personas con inteligencia intrapersonal saben cómo comportarse en cada situación y manejan sus emociones en función de ello. Esto resulta fundamental en un escenario de negocios o acuerdos. También en situaciones de crisis, en las cuales es importante hacer uso de la paciencia, la reflexión y la toma de decisiones.

  1. Equilibrio:

La estabilidad y el equilibrio son dos virtudes más de este tipo de inteligencia. Quienes la practican son capaces de poner límites entre su vida laboral, profesional o familiar. Esto va de la mano con un manejo eficaz del tiempo.

  1. Productividad:

Asimismo, este tipo de inteligencia puede ayudar a que aumentes tu nivel de eficiencia y productividad. Intrapersonal es sinónimo de autocontrol, y el autocontrol es una de las mejores herramientas en el plano laboral y comercial.

  1. Relaciones:

Conocerse es, a la vez, conocer a los otros. Es decir, ser capaces de sentir como el otro y de ponernos en su lugar. La inteligencia intrapersonal promueve mejores relaciones en el terreno laboral, basadas en la solidaridad, la cooperación y el diálogo.

  1. Educación propia:

Indagar en uno mismo es una buena forma de crear hábitos. Si eres empresario, esto te vendrá bien para el manejo de recursos, la gestión financiera y humana, la definición de objetivos, entre otros aspectos. Además, con un nivel de autocrítica aceptable, puedes emprender procesos de mejora continua.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Gestión de equipos de trabajo: de la visión a la m... 

VER POST

3 tipos de equipos de trabajo y un proyecto 

VER POST

Tácticas de negociación que pueden usarse antes de... 

VER POST