Project Management

¿Conoces al mejor Project Manager?

Ser Director de Proyecto, ser un buen Jefe de Proyecto, ser el mejor Project Manager... es más que un simple propósito, es una visión. Optimizar tu eficacia como líder sólo depende de ti. Tu preparación, tu capacidad para observar y escuchar, tu experiencia y tus habilidades, tanto las interpersonales, como las intrapersonales, serán las herramientas que te guíen hacia la excelencia en el liderazgo dentro del área de a gestión de proyectos. Y, para que esta transición sea verdaderamente efectiva puede resultar muy útil apoyarse en algunos consejos expertos.

 

Recomendaciones para el mejor Project Manager

Gestionar proyectos sin problemas puede ser un reto pero, si además de los desafíos profesionales se busca el crecimiento individual, la tarea aumenta de complejidad. Convertirse en el mejor Project Manager es tan complicado como subjetivo. Y es que, cualquier trabajo en el que el factor humano se conjugue con cierto grado de incertidumbre deja de ser previsible, no se puede definir el términos exactos y pone a prueba las capacidades de quien intenta superarse y dejar atrás los límites.

¿Quieres formarte en Gestión de Proyectos? Haz click aquí y consulta información del  Máster online en Project Management de OBS

No obstante, recurrir a algunas recomendaciones para el mejor Project Manager hace que este recorrido se torne un poco más amable. Son las siguientes:

  1. Conoce tu rol: el mejor Project Manager sabe que su puesto es estar al servicio del equipo. Como líder, tu principal preocupación debe ser el propio grupo. Y, como tal, de forma regular hay que motivar, escuchar, fomentar los puntos fuertes y ayudar a desarrollarse como personas y profesionales a todos los individuos a cargo de uno.
  2. Sé consciente del valor de las personas: es imposible cumplir con los objetivos del proyecto sin contar con un buen equipo. El mejor Project Manager los abe y, por eso no le importa trabajar duro para ayudar a sus empleados eliminando obstáculos, resolviendo cuestiones técnicas y poniendo a su disposición todos los recursos y herramientas necesarios.
  3. Mantén la imparcialidad: no sólo en la mente sino en cada decisión y en cada acción. La ecuanimidad se percibe como una cualidad muy positiva, que inspira respeto, mientras que el favoritismo, el egoísmo o el partidismo son entendidos como una injusticia.
  4. Identifica y fomenta las fortalezas de cada persona: cada miembro del equipo tiene unos puntos fuertes que deben conocerse para poder explotarse en su máximo potencial. De esta forma, no sólo se motiva a la persona y se reconoce su valor, sino que se beneficia a todo el equipo con la ventaja de esas habilidades.
  5. Practica el reconocimiento y la celebración de los logros: participar del éxito, reconocerlo y celebrarlo es la fórmula más sencilla para repetirlo. Para complementar este tipo de acciones es interesante estar atento a las oportunidades que permitan a los empleados volver a triunfar y/o ayudar a otros a lograr resultados similares.
  6. Céntrate en el éxito a largo plazo: fomentar el aprendizaje de nuevas habilidades, modificar comportamientos o buscar maneras de mejorar el rendimiento de los miembros de los equipos son tácticas del mejor Project Manager para lograr el éxito a largo plazo. La introducción de pequeños cambios evita el problema de la resistencia al cambio y consigue modificar hábitos que logran sólidos resultados a largo plazo.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Objetivo: Máster en Project Management 

VER POST

4 prácticas para Directores de Proyecto que necesi... 

VER POST

La dirección de proyectos, ¿cuáles son los errores... 

VER POST