Project Management

La atención al cliente en la gestión Lean

blog

La atención al cliente es un servicio que toda empresa, con independencia de su tamaño, sector y del producto o servicio que preste, debe diseñar con atención, pues de ella depende, en gran medida, el éxito o fracaso empresarial. El concepto de atención al cliente va más allá de vender o despachar. Implica ofrecer a los consumidores un buen trato y un servicio de calidad, resolver sus dudas, proponerle soluciones viables y positivas, en definitiva, buscar la satisfacción del cliente. Ninguna empresa duda de la importancia de los clientes para su negocio. De nada sirve una gran idea  o un gran producto, si nadie lo compra. El cliente es el motor de cualquier negocio. No obstante, para que el cliente adquiera ese producto o servicio lo tiene que necesitar o desear. Y para que te lo compre a ti, y no a la competencia, tienes que lograr diferenciarte del resto. Pero, ¿cómo conseguir que el cliente te elija a ti? ¿Cómo distinguirte de la competencia? No existen recetas milagrosas, sin embargo, existen tres factores que pueden ayudarte a destacar sobre tus competidores:

  1. Proveer un producto o servicio único, diferente y de calidad, que cubra las necesidades del cliente.
  2. Acertar con el precio del producto o servicio.
  3. Ofrecer un servicio de atención al cliente excelente.

Encontrar el equilibrio entre estos tres factores será clave para el éxito de tu negocio.

¿Qué papel juega la atención al cliente en la metodología Lean?

Un método que te puede ayudar a modificar tu estrategia, o poner en marcha tu proyecto empresarial de manera exitosa, es el método Lean. Esta metodología se basa en la satisfacción del cliente como uno de sus ejes centrales y no en el producto en sí. A diferencia de los métodos tradicionales, donde todo gira en torno al producto o el servicio ofertado, este sistema se centra en conocer lo realmente valiosos para sus clientes, descubrir sus necesidades, para ofrecerles una solución. La metodología Lean propone elaborar los productos, o prestar los servicios, que la gente realmente quiere o necesita. Esta filosofía exige que el cliente sea el eje central del negocio y que la atención que se le preste sea de calidad. La atención al cliente en la gestión de empresas que utilizan el método Lean, se convierte en un pilar básico. La empresa necesita conocer a sus clientes, saber qué necesitan en cada momento, para satisfacerlos. Para conseguir el éxito, el método se fundamenta en eliminar de la producción todos los “desperdicios”, es decir, todos aquellos procesos innecesarios que no aportan valor al producto, siempre entendiendo el valor desde el punto de vista del cliente. Se trata de suprimir actividades o funciones que se duplican, recursos prescindibles, tiempos de espera o transportes innecesarios que, además, encarecen la producción. Esta acción facilita la reducción de costes, una disminución en los tiempos de espera, un aumento y mejora de la productividad y la mejora continua de los procesos. Mejoras que te ayudarán a conseguir un producto de mayor calidad a un mejor precio, y a diferenciarte de tus competidores.

 

Ebook GRATIS: Metodologías ágiles

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cómo mejorar la Experiencia del Cliente con una He... 

VER POST

Entornos ágiles y clientes satisfechos: 4 claves p... 

VER POST

El Servicio al Cliente via Chatbots 

VER POST