Project Management

Los 6 errores más comunes en la estructura de desglose de trabajo

Los 6 errores más comunes en la estructura de desglose de trabajo

La creación de una estructura de desglose de trabajo es uno de los puntos críticos en la planificación de un proyecto. Con la información que se extraiga de este proceso se procederá a la definición de tareas y actividades por lo que es importante evitar errores que puedan extender sus consecuencias al resultado final del proyecto.

La estructura de desglose de trabajo es una herramienta extremadamente valiosa para la metodología de gestión de proyectos ya que establece las bases para el resto de la planificación del proyecto. De su solidez dependerá la obtención de unas bases de referencia apropiadas para todo el proyecto, su estimación, el uso de recursos, la programación, el análisis de riesgos, y la contratación.

Los errores más frecuentes en la elaboración de una estructura de desglose de trabajo

1. La estructura de desglose de trabajo no es una tarea exclusiva del Director de Proyecto: aunque sí que es su responsabilidad no es nada aconsejable que intente abordar su elaboración de forma individual. Las aportaciones de los grupos de interés en el proceso lo enriquecerán, disminuyendo las necesidades y tiempo de ajuste posteriores.

2. La EDT debe procurar el nivel de detalle preciso del paquete de trabajo: este grado de especificidad debe ser el suficiente para facilitar la planificación del trabajo y la comprensión por parte de los equipos, evitando ser demasiado laxo, ya que ello podría conducir en un exceso de autonomía por parte de los equipos de trabajo, que podrían alejar al proyecto de sus objetivos; pero no puede, en ningún caso, ser excesivo, ya que dificultarían su gestión por parte de la Dirección de Proyecto.

3. El resultado final de la estructura de desglose de trabajo son los paquetes de trabajo: es decir, la EDT concluye en entregables, no actividades o tareas específicas. Refleja lo que el cliente o cada parte interesada obtendrá cuando el proyecto esté terminado.

4. Las actualizaciones en la estructura de desglose de trabajo pueden introducir cambios en el alcance del proyecto: la EDT es un documento formal del proyecto y, por eso, cualquiermodificación en el mismorequiere de la aplicación del procedimiento de control de cambios del proyecto. Toda actualización o transformación a que se someta la EDT implica cambios en los entregables. El control es imprescindible para evitar afectar al alcance de proyecto.

5. La estructura de desglose de trabajo no es un organigrama: aunque a menudo puedan parecer similares en apariencia, estos dos documentos son muy diferentes. La jerarquía organizacional revela información relativa a la cadena de mando o las líneas de comunicación corporativas, mientras que la EDT se limita simplemente a un proyecto y sólo muestra los entregables y el alcance de ese proyecto.

6. La EDT no sustituye al plan de proyecto: no puede usarse para reemplazar el calendario de tareas y actividades ni la planificación del proyecto, se trata de conceptos diferentes y complementarios. cada uno aporta información diferente con una funcionalidad distinta. Una de las principales diferencias entre estas herramientas y la EDT, es que la estructura de desglose de trabajo no implica un orden y no requiere de una presentación secuencial, sino que se trata, simplemente, de un desglose visual de los entregables.

 

Ebook GRATIS: Etapas de un proyecto

Compartir este blog

Posts Relacionados

Estructura de desglose de trabajo: elaboración y c... 

VER POST

Estructura de desglose de trabajo: por qué la nece... 

VER POST

Los secretos de una buena estructura de descomposi... 

VER POST