Project Management

Cómo impulsar tu carrera de Project Manager en 7 pasos

Cómo impulsar tu carrera de Project Manager en 7 pasos

Una formación adecuada, certificaciones y experiencia en gestión de proyectos son imprescindibles para todo buen Director de Proyecto y la base desde donde trabajar pero, en ocasiones, no resultan suficientes para dar un impulso a la carrera de muchos Project Managers. ¿Qué les falta? ¿Qué habilidades necesitan este tipo de profesionales para superar sus límites?  

 

Los 7 mejores consejos para impulsar la trayectoria profesional de un Director de Proyecto

Existen siete principios que, aplicados a la gestión diaria de todo Project Manager le ayudan a ponerse tras la pista del éxito. Las siguientes fórmulas proceden de la experiencia de exitosos Jefes de Proyecto y del sentido común y resultan infalibles como métodos para impulsar la carrera profesional de todas las personas que ostentan un rol de este tipo dentro de su organización. Toma nota de las recomendaciones que pueden cambiar el curso de tu trayectoria como Director de Proyecto:

1. Obtener la formación adecuada: y hacerlo en una escuela de negocios de prestigio. Mucho mejor si, además, se acompaña de alguna certificación o cursos especializados. Nunca es suficiente todo lo que se puede aprender y, menos aún, en lo que concierne a la tecnología y avances en este campo que se orientan a la gestión de proyectos.

2. La experiencia cuenta: cuando se cuenta con una buena base formativa, si no, es imposible siquiera plantearse el ejercer un rol de gestión tan elevado; la experiencia es la mejor brújula para saber encontrar la solución adecuada antes las dificultades que la gestión de proyectos presenta.

3. Tener siempre en mente la perspectiva de negocio: y no centrarse sólo en la gestión de proyectos. El secreto está en articular el valor, el progreso y las estimaciones de su proyecto en términos de negocio para complementar la terminología tradicional. Combinar las explicaciones sobre retorno de la inversión con las valoraciones de desempeño. Al fin y al cabo, son los términos que las personas responsables de la promoción mejor conocen.

4. No exagerar con la gestión de proyectos: ser un buen project manager no significa tener que aplicar cada buena práctica o estar obligado a implementar todas las herramientas de gestión que se conozcan. Elegir las mejores para cada caso es garantía e resultados óptimos y, en ese proceso, muchas opciones quedarán descartadas. Esta afirmación se hace extensible también a quienes se aferran a una metodología específica que aplican sistemáticamente a cada proyecto, aun cuando puede no ser el enfoque adecuado.

5. No escapar de los desafíos: cuando las cosas se ponen difíciles es el momento de demostrar la valía, no de renunciar o echar la culpa a otros de las circunstancias adversas. Cuando otros jefes de proyecto se escapan, quien da un paso adelante y ser ofrece voluntario para asumir las tareas más difíciles es quien gana visibilidad dentro de su empresa y se habilita para impulsar sus propios resultados. Del mismo modo, cuando los proyectos se retrasan o se enfrentan contratiempos los buenos Directores de Proyecto trabajan con el equipo para encontrar soluciones y seguir adelante. Éste es el tipo de profesionales que las empresas buscan.

6. Ser claro sobre los propios objetivos profesionales: se trata de perseguir activamente las metas planteadas y comunicar los objetivos de carrera para que supervisores, mentor, colegas y compañeros de trabajo sepan dónde se quiere estar dentro de cinco años. Un buen modo de llevar esto a la práctica es a través de las revisiones de desempeño, que plantean una oportunidad única para asegurarse de ser seleccionado para todas esas oportunidades adecuadas que hacen posible avanzar en la carrera profesional.

7. Ser un buen jugador de equipo: los Directores de Proyecto deben recordar que cada entregable requiere a todo el equipo. Por lo tanto, hay que tratar a la gente con respeto, ser firme, pero también ser justo. Un buen modo de llevar este principio a la práctica es considerando a todo el mundo como un cliente. de este modo, el trato profesional y cortés y la capacidad de respuesta orientada a servicios fluye de manera más natural. La red de contactos es muy importante en el impulso de la carrera profesional de un Project Manager.   

 

Ebook GRATIS: Certificación PMP

Compartir este blog

Posts Relacionados

Cómo aumentar la productividad del proyecto 

VER POST

Stakeholders, ¿de qué forma influyen tu gestión de... 

VER POST

¿Sabes desarrollar un plan de gestión para tu proy... 

VER POST