Tendencias & Innovación

Simplemente ponlo en una caja de cartón!

¿Alguna vez te has preguntado desde cuándo las cajas de cartón conviven con nosotros?

A principios de 1870 el farmaceuta norteamericano Albert L. Jones, comercializador de perfumes, comenzó a buscar una solución a las continuas pérdidas que sufría en sus productos por causa de roturas. En aquellas épocas las envolturas (packaging) se realizaban con telas y éstas no protegían eficientemente los envases de vidrio contra los golpes propios del transporte. Inicialmente Jones utilizó el papel, pero sus resultados no mejoraron. Inspirado en el papel plisado que se utilizaba para dar rigidez a los sobreros de los caballeros y cuyo concepto nace en la lechuguilla, cuello o goguera independiente del vestido o traje, utilizado en España entre los siglos XVI y XVII, hasta el reinado de Felipe IV. Así, Jones corrugó el papel y daba inicio al uso del papel ondulado como elemento de protección y empaque.

En 1874, el norteamericano Oliver Long, siempre basado en la idea de proteger envases de vidrio, le adhiere dos láminas planas de papel a ambos lados del papel corrugado de Jones, con la intención de darle rigidez. Nacía entonces la primera versión del cartón corrugado que hoy conocemos.

Aparecen así las empresas fabricantes de cartón corrugado Thompson and Norris Co. en New York y Robert Gair Co. en Boston. Hacia el 1900 aparece lo que hoy conocemos como Regular Slotted Case (RSC) o simplemente “caja de cartón”, que continúa siendo el embalaje por excelencia de la mayoría de los productos que hoy se comercializan.

Esta breve y simpática historia pretende sumergirnos en las nuevas tendencias de packaging en cartón corrugado u ondulado. Con el avance de la tecnología y las investigaciones, las empresas fabricantes de cajas de cartón corrugado han mejorado las características en donde el cartón no es fuerte, por ejemplo, la resistencia a los esfuerzos soportados por el embalaje, la impermeabilidad y/o resistencia a la humedad, la reducción del deslizamiento, entre otras variables como la calidad de impresión y la adaptabilidad de las geometrías al contenido.

El Grupo Europack ha desarrollado un empaque para los motores de la firma Renault que sustituye la mayor parte de la madera del embalaje por cartón corrugado. Esto permite una reducción del peso, con el consecuente ahorro en el combustible de transporte y una disminución del precio del packaging como consecuencia de un menor coste de mano de obra. Además minimiza el tiempo de manipulación del producto en la cadena de montaje. Esta misma empresa también ha creado la primera caja de cartón ondulado que aguanta un circuito logístico para pescado fresco, en las mismas condiciones de manipulación y acondicionamiento logístico.

Paralelamente Tecnicarton TM fabrica y comercializa pallets de cartón corrugado capaces de soportar hasta una carga de 3.500 Kg en estático, con un 70% menos de peso respecto del pallet de madera. Hace unos años atrás esta empresa revolucionó el mercado del transporte de líquidos, presentando su sistema Hybrid3, un contenedor de cartón corrugado con una bolsa de plástico en su interior, apta para el transporte de líquidos.

Debido a que el cartón corrugado es económico, con un proceso de fabricación más simple que otros materiales, es práctico, resistente y admite casi todo tipo de impresiones, sigue siendo el material que lidera el packaging en la logística de bienes.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Conoce el Máster en Supply Chain Management & Logi... 

VER POST

La Logística Colaborativa 

VER POST

La importancia de la logística en el e-commerce 

VER POST