Tendencias & Innovación

Si hubiera preguntado, me habría dado cuenta que no era una empresa innovadora

Cuando uno busca una empresa donde emplearse para trabajar en temas relacionados con la innovación, lo que debe detectar es si esa empresa tiene unas características que la harán seguir siendo innovadora en el futuro, no si lo es ahora. Porque lo que es hoy viene del ayer, pero lo que será mañana es fruto de lo que es hoy.

Para ello en las diversas entrevistas que mantenga antes de incorporarse debería analizar cómo te responden o cómo puedes detectar actitudes como las siguientes:

Si te preguntan sobre tu experiencia en el sector (incluso es un requisito). Es decir, buscan saber sobre el pasado. La relación de lo que has hecho en el pasado supone que están revisando tu rentabilidad en el pasado, pero como se lee en los documentos de los fondos de inversión: “rentabilidades pasadas no suponen rentabilidades futuras”.

Pero cuando la experiencia en el sector es un requisito para una posición en innovación, entonces debes cuestionarte si en esta empresa se tiene una visión profundamente innovadora. Porque es difícil, pero no imposible, que una persona que lleva diez años en el sector desarrolle innovaciones diferenciales; porque tiene asumidos unos paradigmas que no pondrá en cuestión. Es como tener asumido que “siempre se ha hecho así” y no plantearse porque no se puede hacer de forma diferente.

Si no te preguntan sobre tus competencias, es decir, no se preocupan por saber que capacidades tienes para enfrentarte a lo que vendrá. Cuando te preguntan sobre tus competencias lo que están buscando es saber qué valor aportarás en las diferentes situaciones que te vas a encontrar con el tiempo. Es decir si vas a poder enfrentarte a la incertidumbre y tomar decisiones con los datos disponibles; si eres de los que ante los problemas proponen soluciones o eres de los esperan que sean otros los que les digan que han de hacer.

Si consideran que la actualización profesional es tiempo perdido. Es decir, si no existe un plan de formación continua para el personal entonces es que se considera un gasto y no una inversión. Si existe entonces pregunta si se permite que el empleado pueda proponer, de forma justificada, una formación diferente a la que plantea la empresa (no siempre desde Recursos Humanos se puede saber hacia dónde va la innovación).

Si te explican lo que deberás hacer en la posición para que la que están optando en vez explicarte cuáles son los objetivos que tiene la empresa para los que se espera que tú ayudes a conseguir. En esta situación lo que hacen es preocuparse por lo que harás, es decir, si lo que más se valora la presencia frente a la eficacia y la eficiencia. Si te explican qué objetivos tiene la empresa y te preguntan cómo harás para cumplirlos lo que te están pidiendo es eficacia.

Si detectas que para los puestos se han definido unos estándares de actuación, entonces lo que están promoviendo es una coerción de las actitudes proactivas porque al marcar un límite lo que hacen es inhibir la voluntad de ir más allá. Y si estamos hablando de innovación es un contrasentido poner límites a lo que puedas hacer porque eso impide recorrer caminos que no están definidos.

Si te dicen que cuando te incorpores a tu puesto de trabajo te asignarán un senior para que te haga de mentor y te enseñe cómo funciona la empresa y cuál es su cultura. Con esto lo que te indican es que se preocupan por tu integración en la empresa y porque aprendas lo más rápido posible para que puedas desarrollar todo tu potencial.

Si no se promueve la mejora continua, es decir, que no puedas proponer mejoras en tu puesto de trabajo y en los procesos en los que participas. Para ello pregunta como tienen establecido el proceso de sugerencias en la empresa, y detecta si existe un sistema de compensación sobre las aportaciones que hacen los empleados.

Si el directivo que te quiere contratar te dice que “Si te contrato es para que me digas lo que no sé, no para que me confirmes lo que ya sé”. Cuando en una empresa lo que hay es una actitud de servilismo frente a los dirigentes en los que no se admita que se pueda cuestionar las decisiones que se van a tomar en las reuniones previas a la decisión final, entonces las posibilidades de que la innovación progrese son pocas porque nadie se atreverá a plantear lo que no queda fuera de la opinión establecida.

Tomar la decisión de trabajar para una empresa en el campo de la innovación sin tener en cuenta lo expuesto y al estar dentro ver que no podrás desarrollar todo tu potencial innovador, es una de las situaciones más frustrantes a las que se enfrenta cualquier persona en su vida profesional; y entonces es cuando deberá decidir si es una oportunidad para transformar esa situación hacia dentro o hacia fuera.

 

 

 

 

 

 

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

3 momentos para desarrollar innovación y creativid... 

VER POST

Aporta valor a tu empresa con la metodología Lean 

VER POST

Características de un proyecto empresarial de admi... 

VER POST