Tendencias & Innovación

Competencias Digitales: Trabajo en Red

El desarrollo de Competencias Digitales viene entrelazado, porque para aprender a Trabajar en Red, es necesario tener algún conocimiento digital (uso de las herramientas del entorno); hay que aprender a gestionar la información (búsqueda, jerarquización, almacenamiento), y hay que desarrollar habilidades de Comunicación Digital en entornos profesionales.  Quién haya incursionado en el ejercicio de las 3 Competencias mencionadas arriba, tiene las herramientas necesarias para iniciarse o mejorar su Trabajo en Red.

Esta es una competencia que muchos profesionales ya  tienen, pero en relación al mundo físico. El desafío actual es trasladar esas habilidades, al entorno digital: colaborar y cooperar en la RED (entorno digital) y en Red (con otros en equipo).

Cuando una empresa fomenta el desarrollo del Trabajo en Red se capitaliza el conocimiento que posee cada uno de sus miembros y por el que, la empresa, está pagando. Porque no sólo se mejora la circulación de la información, sino que al trabajar colaborativamente, unos miembros aprenden de los otros de manera informal y esto impacta directamente en  la eficiencia de los procesos.  Las empresas suelen lamentarse cuando  un colaborador valioso (por sus conocimientos, su experiencia o su saber hacer) deja la compañía. Sienten que “se lleva consigo” un capital que, en cierta medida, le pertenece también a la organización y ya no hay tiempo para que “transfiera todo ese know how” a uno o varios miembros.

Por eso, en tiempos donde la rotación laboral se ha incrementado por el nuevo enfoque que las nuevas generaciones de profesionales tienen frente al trabajo, la Gestión del Conocimiento interno empieza a estar en la agenda de los directivos y el fomento del Trabajo en Red es una alternativa viable, gracias a la tecnología.

Pero así como las 3 competencias digitales mencionadas al inicio pueden correr, pura y exclusivamente, por cuenta de cada profesional, el desarrollo del Trabajo en Red no es posible sin una decisión expresa de la Compañía.

Porque venimos de una cultura organizacional donde “la información era poder” y en la que se premiaba el “éxito individual” por encima de los logros colectivos.

Desandar este camino hoy, no es tarea fácil. Debe existir una voluntad de construir estructuras no piramidales dentro de una organización jerárquica, en la que todos los miembros, independientemente de su cargo o función, estén dispuestos a conectarse, compartir y crear juntos, rompiendo con los silos de conocimiento que hoy son defendidos por aquellos profesionales que se sienten amenazados por la posible pérdida de poder.

Nos quedan al menos 10 años, para que se produzca un recambio generacional (casi) completo de líderes, por lo que no es posible esperar a que se jubilen todos los resisten al nuevo paradigma organizacional, para que cambie la forma de trabajar.

Esta competencia es clave para mejorar la eficiencia de cualquier negocio que pretenda competir en el entorno actual y depende de una decisión estratégica del CEO, la contratación de herramientas colaborativas y sociales para uso interno y una adecuada capacitación para que cada colaborador sea entrenado en el uso (como se hace cuando se instala un ERP) y comprenda el por qué, el para qué, así como los lineamientos de participación que se espera de cada uno de ellos.

A modo de resumen, según la definición de RocaSalvatella, la adquisición de esta competencia implica ser capaz de:

  1. Trabajar en procesos, tareas y objetivos compartidos con medios digitales.
  2. Producir documentos colaborativos en línea.
  3. Comunicarse, utilizando medios digitales, de forma eficaz y productiva con sus colaboradores.
  4. Coordinarse y trabajar en equipo en entornos y con herramientas digitales.
  5. Gestionar, usando medios digitales, de forma eficiente el tiempo y los recursos humanos asignados.
  6. Desarrollar e implementar estrategias personales y organizacionales para el trabajo en red.
  7. Colaborar en redes formales e informales compartiendo información y conocimientos
  8. Generar interacción y relaciones de calidad en entornos y comunidades en línea aprovechando la inteligencia social.

El valor agregado de instalar el Trabajo en Red dentro de la organización, además de “retener” el conocimiento que se va construyendo, es el de promover la creatividad, la innovación y la serendipia (esos descubrimientos casuales que suelen suceder por la interacción constante entre grupos de trabajo).

Todas las organizaciones velan, con diferentes métodos, por mejorar el sentido de pertenencia y retener talento, así como por mantener a sus colaboradores alineados con los objetivos estratégicos.

La instalación de esta competencia y el acceso a las herramientas necesarias para ejecutarla, podrían ser hoy el atajo que muchas organizaciones están buscando, para sumergir a sus miembros en la transformación digital.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Qué significa tener Competencias Digitales  

VER POST

Competencias Digitales: Comunicación Digital 

VER POST

Componentes y habilidades de la gestión del conoci... 

VER POST