Tendencias & Innovación

El beneficio de contratar a un becario

la figura del becario

Inicialmente, cuando apareció la figura del “becario”, se pensaba en una mano de obra barata. Actualmente es una alternativa existente de contratación para las empresas.

Contratar jóvenes universitarios es una forma de atraer al talento con creatividad, con innovación y cargado de nuevas energías que benefician a las organizaciones. Algunas empresas esta solución temporal la tienen en cuenta como una reducción de coste, al considerarse una mano de obra barata.

Antes de comentar las ventajas y desventajas de contratar a un becario, sería conveniente definir el significado del personal becado.

El becario se puede considerar al estudiante que dentro de una empresa, pública o privada, puede realizar prácticas con retribución económica o sin ella, y con el objetivo de conocer el mundo laboral o dando el conocimiento adquirido en sus estudios para desarrollar proyectos determinados.

En América Latina se usa más la palabra “pasante” o “practicante”, sin embargo no tienen el mismo significado ya que pasante es el que habiendo finalizado sus estudios, se le contrata para que desarrolle un experiencia laboral relacionada con la formación recibida; en cambio los becarios, son aquellos que siendo estudiantes dan una prestación a cambio de una ayuda económica para contribuir al costo de sus estudios.

Los salarios de los mismos son, según la mayoría de Convenios Colectivos o del propio Estatuto de los Trabajadores, de un 70% a un 80% de lo estipulado, o el Salario Mínimo Interprofesional en proporción a las horas trabajadas; todo ello acompañado de un coste ínfimo de seguridad social de empresa.

¿Cuáles podrían ser los pros de reclutar a un becario?:

  • Pueden llegar a mejorar el clima laboral, ya que son personas con esperanza, con ganas de aprender y gran capacidad de proyectarse su carrera. Son innovadores e influyen positivamente entre sus compañeros de trabajo.
  • Son como esponjas, se acoplan y adoptan la cultura de la Compañía. Esto permite adquirir a un coste bajo de personal, pudiéndolos moldear para transformarse en futuros trabajadores capacitados para el puesto de trabajo.
  • Al ser, para la mayoría, su primer trabajo vienen como muchas ganas de aprender y energía para la realización de su trabajo. Al dominar su actitud positiva y su gran desempeño, no sólo influye en la productividad sino que beneficia al clima laboral.
  • Son creativos e innovadores. Son diamantes en bruto, muchas empresas han encontrado a grandes potenciales que empezaron a trabajar por horas, llegando a convertirse en Directivos.
  • Ayuda a la reducción del coste de la contratación y selección. Se prescinde de los servicios de un headhunters a un costo considerable y atraer  al talento por un gran salario, puedes contratar a personal no especializado y especializarlo

 

¿Cuáles podrían ser los contras de reclutar a un becario?:

  • Son inconstantes en principio, no todos, pero la mayoría tienen como prioridad los estudios, por lo que en general las empresas suelen estar a expensas de permisos u horarios del propio centro de estudios.
  • Suele ser una inversión a largo plazo.
  • Se convierte en una mala selección. El proceso de selección es igual al de un trabajador con experiencia, pensando que se podrán moldear. La realidad es que si la persona no tiene el perfil adecuado, no importa que esté dos o tres años trabajando a un coste reducido, pero el resultado será un coste extra por rotación y una productividad mediocre.
  • Pueden ser irresponsables. Al no tener compromiso con la empresa pueden llegar a ser un problema, muchos consideran que pueden faltar cuando les apetezca o llegar tarde. Todo ello puede perjudicar a la dinámica de la empresa.
  • Tienen la necesidad de tiempo invertido y dedicación al ser la primera experiencia laboral. Si la empresa no está dispuesta a darlo, mejor contratar a un especialista.
  •  

Como recomendaciones de cómo actuar frente a un becario, podríamos destacar:

  1. No se trata de contratar el máximo de becarios posibles con el fin de reducir el coste de personal, sino que deben ser contratados en función de las necesidades que puedan existir para realizar tareas básicas y esenciales. Si se necesita un experto no es recomendable contratarlos, ya que se conseguirá una mayor rotación y un tiempo de inversión mayor.
  2. Si se encuentra un talento con potencial, es aconsejable retenerlo e invertir tiempo para posicionarlo.
  3. Se tiene que evitar la desmotivación. En ocasiones pueden estar cansados de ganar poco y trabajar a la par, pudiendo tener una actitud negativa que traerá problemas laborales y rompan el buen clima que pueda existir
  4. Hay que poner reglas desde el inicio, y transmitirles que el trabajo es una gran responsabilidad. Verifica que la falta al trabajo estè bien justificado haciendo un seguimiento junto con el Centro de Estudios.
  5. Hay que guiarlos en la implantación de conocimientos y en la inversión del tiempo.

 

Finalmente nos podemos plantear: ¿Es beneficioso para la empresa contratar becarios? ¿Cómo se debe proceder?

 

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

Recursos Humanos o humanos con recursos 

VER POST

Cómo hacer la planificación de recursos de un proy... 

VER POST

Cadena crítica: Método para gestionar los proyecto... 

VER POST