Tendencias & Innovación

Cultura empresarial: ejemplos de 4 métodos que funcionan

Ejemplos de cultura empresarial

Nadie duda de la importancia de la cultura empresarial, ejemplos como Google, Apple o Dropbox o como Adecco, Novartis o Cyberclick Group en España recuerdan que, por delante de la estrategia, los principios y valores que definen una organización son su verdadero motor.

Cómo construir una sólida cultura empresarial ejemplos

La cultura organizacional puede fortalecerse, reafirmarse y evolucionar. Un negocio que quiera construir la suya sobre una buena base debe tener en cuenta las siguientes 4 directrices:

  1. Prestar atención al reclutamiento: hay que asegurarse de que las nuevas contrataciones no pierden alineación con la cultura empresarial. Ejemplos de éxito serían los perfiles que comparten valores, forma de trabajar y modo de relacionarse con otros; con los ya existentes en la organización. Escoger al candidato menos idóneo no sólo puede perjudicar al departamento donde desarrolla su actividad, sino que podría terminar afectando a las relaciones con los clientes.
  2. Averiguar si los futuros trabajadores de la empresa conocen los principales valores de la compañía: esto es algo que también se puede averiguar durante el proceso de selección, por ejemplo lanzando la pregunta de por qué está interesado en unirse a la compañía.
  3. Fomentar la participación: las buenas ideas pueden venir de cualquier parte y, normalmente, las firmas que destacan por su cultura empresarial, ejemplos como los citados en el primer párrafo, suelen ser organizaciones abiertas, donde todos sus integrantes son escuchados y se respetan sus opiniones. Para que el valor de este enfoque se multiplique, puede resultar interesante habilitar los canales adecuados y los medios necesarios para que esta participación se haga efectiva.
  4. Crear un sentimiento de equipo: para avanzar en la misma dirección hay que compartir la visión, entender la misión y tener clara la aportación individual que enriquece al equipo. Es tarea de los líderes conseguir que esto sea así. Para ello, la transparencia en la gestión es esencial, aunque las dinámicas de grupo o un sistema de recompensas justo también puede ayudar.

El término branding está muy de moda hoy día y nadie duda de su cercanía a la cultura empresarial. Ejemplos de compañías de éxito alrededor de todo el mundo tienen en común el inspirar a otros negocios y atraer el talento. Para conseguirlo trabajan por reforzar la solidez de su cultura, que es su ADN, pero también la imagen que proyectan al exterior, la que los clientes y la competencia tienen de ellos.

Fruto de una cultura empresarial exitosa es también el aumento en la tasa de retención de empleados. Cuando el equipo está a gusto y se siente reconocido, cuando cree en lo que hace y entiende que forma parte de algo más grande, no cabe plantearse el abandono.

La forma de conseguir llegar hasta ahí puede cambiar en función de la compañía. Con el fin de reforzar la cultura empresarial, actualmente las empresas aplican diferentes tácticas con la misma efectividad: apostar por la innovación (Apple), invitar a empleados de todos los niveles y de forma aleatoria a participar en decisiones estratégicas (DreamWorks), crear una identidad propia muy fuerte que logre que la empresa sea considerada como una segunda familia (Lego) o hacer que la conciliación de trabajo y familia se convierta en una realidad (Cyberclick Group).

¿Cuál va a ser el método que refuerce tu cultura empresarial?

Compartir este blog

Posts Relacionados

Motivación intrínseca y extrínseca, ¿modelos compl... 

VER POST

Evaluación desempeño: 4 alternativas distintas par... 

VER POST

Cómo benefician las dinámicas de trabajo en equipo... 

VER POST