Tendencias & Innovación

Los 3 tipos de contrato en proyectos y sus variantes

blog

En post anteriores vimos aspectos fundamentales que un buen Project Manager debe dominar en lo que respecta a aspectos contractuales. En muchos proyectos debemos lidiar con subcontratistas, y la estrategia contractual pasa a ser un factor de éxito clave en estos escenarios. Es fundamental invertir tiempo y recursos del equipo de proyecto tanto para la elección del mejor tipo de contrato como para el desarrollo de su clausulado. ¡Esa inversión es clave tanto para el adecuado desarrollo del proyecto como para evitar problemas de gestión posteriores!

Veamos pues tres tipos de contratos, y todas sus posibles variantes, con ejemplos.

Contratos de precio fijo

Podemos imaginar que los contratos de precio fijo se consideran adecuados para casos en los que estamos ante productos o servicios bien definidos. Yendo más allá, podemos comentar los siguientes tipos de contratos:

  1. FIRM FIXED PRICE (FFP): supone la entrega de un artículo o servicio específico en una fecha pactada y con un precio determinado.
  2. FIXED PRICE WITH ECONOMIC PRICE ADJUSTMENT CONTRACTS (FP-EPA): incluye una cláusula para el ajuste de determinadas condiciones en situaciones específicas, por ejemplo, cambios en la inflación. Esta cláusula EPA puede estar relacionada con un índice fiable que es usado para ajustar el precio final. El contrato FP-EPA intenta proteger tanto al comprador como al vendedor de condiciones externas fuera de su control.
  3. FIXED-PRICE-INCENTIVE-FEE (FPIF): incluye incentivos por cumplimiento de objetivos, como por ejemplo reducción de costes o entrega anticipada.
  4. FIXED-PRICE-ADWARD-FEE (FPAF): incluye un incentivo o recompensa basado no sólo en cumplimiento de objetivos sino también en criterios subjetivos de rendimiento en base a la satisfacción del cliente.

 

Adjuntamos a continuación un ejemplo comparativo de los tipos de contratos de precio fijo enunciados anteriormente.

CONTRATO

CARACTERÍSTICAS

FIRM FIXED PRICE (FFP)

Precio fijo: 1.100.000 €

FIXED PRICE WITH ECONOMIC PRICE ADJUSTMENT CONTRACTS (FP-EPA)

Precio fijo: 1.100.000 €

Bonificación: Por cada mes de finalización temprana 10.000€ para el vendedor.

FIXED-PRICE-INCENTIVE-FEE (FPIF)

Precio fijo: 1.100.000 €

Incentivo: Por cada mes con ejecución superior a la prevista prima de 5.000€ con máximo de 70.000€.

FIXED-PRICE-ADWARD-FEE (FPAF)

Precio fijo: 1.100.000 €

Recompensa: Se permitirá un aumento de precio a partir del segundo año para compensar los aumentos de costes de materiales expecíficos

 

Contratos de costes reembolsables

Estos contratos suponen el pago al vendedor/proveedor de un honorario además del reembolso de sus costes reales, y se consideran tales la suma de los costes directos más los indirectos. Los costes directos son aquellos en los que se incurre para el desarrollo exclusivo del proyecto, como son los salarios del equipo de proyecto con dedicación completa; los costes indirectos son aquellos que se asignan al proyecto por la organización para soportar su estructura de negocio como, por ejemplo, parte de los salarios de los miembros del equipo con dedicación parcial o puntual al proyecto, el coste de alquiler y suministros de oficina, etc.).

Este tipo de contratos puede incluir cláusulas de incentivos que de cumplirse por el vendedor/proveedor suponen la obtención de una bonificación. Dentro de esta categoría tenemos los siguientes tipos de contratos:

  1. COST PLUS FIXED FEE (CPFF): Este contrato supone que además del pago de los costes el vendedor/proveedor recibe un honorario fijo que se calcula como un porcentaje de los costes estimados del proyecto y que no varía con los costes reales a menos que se modifique el alcance del proyecto.
  2. COST PLUS INCENTIVE FEE (CPIF): En este caso el vendedor/proveedor recibe además de los costes permitidos por realizar el trabajo del contrato, un honorario predeterminado y una bonificación como incentivo en función de que logre ciertos niveles de rendimiento establecidos de antemano. En este tipo de contratos, tanto el comprador como el vendedor se benefician de los ahorros sobre la base de una fórmula de distribución prenegociada usando algún criterio para compartir el riesgo y el coste.
  3. COST PLUS AWARD FEE (CPAF): En este contrato al vendedor/proveedor se le reembolsan sus costes a los que se añaden honorarios basados en la satisfacción de determinados criterios de subjetivos de rendimiento definidos e incorporados al contrato. Es importante que la determinación de los honorarios esté basada en criterios establecidos conjuntamente por el comprador y el vendedor con el objeto de evitar reclamaciones.
  4. COST PLUS PERCENTAGE COST (CPPC): El vendedor recibe en este caso los costes permitidos por realizar el trabajo del contrato y además se le abona un honorario calculado como un porcentaje de los costes, si bien se acuerda en el contrato el porcentaje a recibir, el importe final de los honorarios varía en función del coste real.

 

Adjuntamos a continuación un ejemplo comparativo de los tipos de contratos de costes reembolsables enunciados anteriormente.

 

CONTRATO

CARACTERÍSTICAS

COST PLUS FIXED FEE (CPFF)

Coste + 100.000 €

COST PLUS INCENTIVE FEE (CPIF)

500.000€ de coste objetivo + 50.000€ de honorarios

Las partes comparten cualquier ahorro o aumento de coste al 80% para el comprador y al 20% para el vendedor.

COST PLUS AWARD FEE (CPAF)

Coste + 5.000€ por cada mes en el que la producción supera las 100.000 unidades con un importe máximo de 50.000€.

COST PLUS PERCENTAGE COST (CPPC)

Coste + 10% de los costes

 

Contratos por tiempo y materiales

Los contratos por tiempo y materiales son un acuerdo tipo “taxímetro”: se acuerda empezar a trabajar en algo a un precio diario u horario, y finalmente se cuentan el tiempo y los materiales requeridos reales.

Las características principales de este tipo de contratos son:

  • las partes pueden establecer tarifas de referencia para cada unidad de tiempo y materiales a utilizar que llevan incorporado el beneficio del vendedor,
  • estos acuerdos pueden crecer en valor contractual en función del volumen del proyecto,
  • las partes (comprador/cliente y vendedor/proveedor) pueden acordar incluir requisitos específicos como puede ser abonar bonificaciones por mejora del rendimiento previsto.
  • no es necesario conocer el alcance del contrato, son acuerdos rápidos de establecer, su duración suele ser corta.

Debido a que en general el riesgo asumido por el comprador/cliente en este tipo de contratos es muy alto, además del desconocimiento a la firma tanto del plazo de ejecución como del precio final a abonar, se recomienda utilizar estos contratos de manera excepcional para tareas muy concretas e intentar formular acuerdos de tipo precio fijo o costes reembolsables.

Con esta descripción esperamos que tengáis todas las opciones claras a la hora de plantear subcontratas en vuestros proyectos. ¡Esperamos comentarios!

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

Riesgos, contratos y estrategias contractuales con... 

VER POST

Ejemplos de prácticas colusorias entre empresas 

VER POST

Contrato de distribución: ventajas e inconvenientes 

VER POST