Tendencias & Innovación

Stock activo y otras funciones del Stock

stock activo

El stock es una parte fundamental en el inventario de cualquier empresa. De él depende la gestión de las unidades producidas y cómo se organizan en determinados momentos o temporadas para satisfacer la demanda de los clientes.

Al hablar sobre este tema es indispensable mencionar el stock activo, que se define como la parte del stock total que está orientada específicamente a atender la demanda de los consumidores en un determinado mercado.

La demanda puede variar en función de elementos como la temporada en que se ponga a la venta un producto, el número de competidores, las circunstancias económicas del contexto y hasta la capacidad adquisitiva de cada público.

 

Stock activo o stock de ciclo: principales utilidades

El stock activo también se denomina stock de ciclo, pues hace referencia al número de artículos con los que debe contar una empresa en condiciones normales para poder satisfacer la demanda de sus consumidores.

Cuando esas unidades se agotan, la empresa debe reponerlas en el menor tiempo para no quedarse sin existencias. De esta forma, el ciclo de venta se renueva.

Una de sus principales características es justamente el hecho de que las unidades se agotan a lo largo del tiempo, a diferencia de lo que sucede con el stock de seguridad, que es el que está previsto para atender pedidos adicionales, ventas inesperadas o incluso para corregir retrasos en la entrega a los proveedores.

 

Otros tipos de Stock según su funcionalidad

La función básica del Stock es garantizar que las empresas puedan dar respuesta a las necesidades comerciales de sus clientes, en concreto que les proporcionen los artículos en el momento que éstos los soliciten.

Sin embargo, es preciso establecer algunos tipos de stock según su funcionalidad, es decir, en lo que respecta al aspecto físico. Veamos los principales:

a) Stock estacional: se refiere a las unidades que se ponen a disposición de los consumidores en determinados momentos o temporadas. En las temporadas altas suele aumentar el stock; en las bajas, disminuye.

b) Stock de seguridad o protección: son los artículos que se mantienen en reserva para atender eventuales aumentos de la demanda de un producto. Otra de sus funciones es corregir fallos en las entregas.

c) Stock de presentación: se trata de los productos que están a la vista del consumidor y que forman parte de la venta directa.

d) Stock de tránsito: engloba los productos que se encuentran en las fases productivas de una empresa. Es decir, desde la producción en sí misma hasta la venta o distribución; realizan todo el recorrido del proceso productivo.

e) Stock de recuperación: se trata de los artículos que han sido devueltos por razones de calidad o conveniencia. Pese a ello, son unidades que pueden ser reutilizadas y puestas a la venta de nuevo. Cuando son artículos que, en cambio, no pueden ser reutilizados ni reincorporarse al proceso de venta, se engloban dentro de una categoría llamada stock muerto.

 

Recuerda, llevar una buena gestión del stock es fundamental para poder atender a tiempo la demanda de nuestros consumidores, independientemente del momento, la temporada o las circunstancias especiales que puedan surgir.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

¿Qué es el stock mínimo de inventarios? 

VER POST

3 Técnicas Esenciales para la Gestión Ágil de Proy... 

VER POST

Cadena crítica: Método para gestionar los proyecto... 

VER POST