Tendencias & Innovación

Peter Drucker: El padre del management

El pasado domingo estuve repasando mi librería en busca de algún libro que leer. Lo hago de vez en cuando. Cojo un libro, lo abro por cualquier página y empiezo a leer. Una práctica que siempre me ha retornado sorpresas agradables. Este domingo no fue una excepción: encontré “The Daily Drucker”, un libro que recoge 366 ideas extraídas de los diferentes escritos de Peter Drucker reconocido como uno de los padres del management. Una auténtica mina de ideas.

Peter Drucker nació en Viena en 1909 y murió en Estados Unidos en 2005. Fueron 96 años de vida muy prolífica en creación e ideas publicadas en unos cuantos libros y ensayos. Fue un filósofo del management cuyas ideas forman el fundamento de esta disciplina. Recuerdo leer una entrevista que le hicieron a principios del 2000 vaticinando la crisis de las empresas de internet. En esa entrevista reivindicaba la importancia del cash flow a la hora de valorar una empresa y como métrica para evaluar la salud de un negocio. Era una época donde el Ebit y sus derivadas eran las métricas por excelencia. Como las empresas .com no eran capaces de dar beneficios escalaron en la cuenta de resultados hasta encontrar una métrica que no estuviese teñida de rojo. Y se inventaron el Ebit. Hablar de cash flow era de viejunos inadaptados a las finanzas modernas del siglo XXI. Drucker puso los puntos sobre las “i” con una argumentación impecable. Y tan sólo unas semanas después la realidad le dio la razón cuando en marzo del 2000 se desataba la denominada crisis de las .com que arrasaría todo el sector para los siguientes cinco años.

No recuerdo donde compré este libro. Está en inglés y el precio está en dólares americanos y canadienses indicios de que lo debí de comprar en Estados Unidos. Quizás haciendo tiempo en un aeropuerto. Quizás en alguna librería donde me gusta perderme horas. Se editó en el 2004 por la editorial Harper Business. Mi ejemplar es de la primera edición (desconozco si hubo más de una) y en enero del 2005 estuve en San Francisco en una feria. Todo encaja.

Tampoco recuerdo haberlo leído nunca entero. No hay anotaciones en lápiz que es lo que solía hacer en esa época antes de la aparición del Kindle y derivados. El libro está formado por 366 ideas cortas pero muy potentes sobre management, pero también sobre la naturaleza humana y el papel de las organizaciones en nuestro sistema. Son ideas extraídas de todo el material de un estudioso del ser humano y de la organización en nuestro actual sistema capitalista. Muchas de ellas escritas en los años 40, 50 y 60. Y lo que más me ha sorprendido es que son de rabiosa actualidad. Cada mañana leo un par de páginas (cada página una idea) y ya he finalizado el mes de enero. Las saboreo y reflexiono un rato sobre ellas para darme cuenta de la potencia del pensamiento y la visión de este señor. Cualquiera de ellas podría escribirse mañana. De cualquiera de ellas hoy se hacen libros de management. Comparto con vosotros algunas de las más potentes:

“Management always deals with the Nature of the Man” o cómo la gestión de personas es lo más complicado del management. El entorno del management son las organizaciones, y las organizaciones están formadas por personas con una misión compartida (o no). La función principal del management es alinear ese esfuerzo colectivo en pos de una misión común. ¿Suena fácil? Si dirigís personas sabréis que no lo es.

“Organizational Inertia”: Soy de la opinión que cuesta más intentar cambiar algo que hacerlo de nuevo. La gestión del cambio organizacional es un proyecto colosal. Virar un transatlántico cuando va a velocidad crucero (aunque la dirección sea equivocada) no es tarea fácil. Te encuentras con resistencias de todo tipo: principalmente las personas y los procesos burocráticos. Nunca subestimes la inercia de las organizaciones. La inercia en las organizaciones es como el óxido para los metales, trabaja despacio, pero sin pausas para destruirlo. Y frente a esa inercia la necesidad del cambio. Una difícil convivencia.

“Practice of Abandonment”: Lo que hoy llamamos desaprender para volver aprender. La necesidad de abandonar proyectos, productos, servicios que no funcionan, pero consumen recursos que se podrían destinar a otras oportunidades, y que seguimos aguantando por miedo, por el ego de los impulsores o la falacia de los costes hundidos, etc. Hay que deshacerse de ello lo antes posible para emprender nuevos proyectos. Hay que deshacerse del “legacy”. Hay que practicar el abandono.

“Knowledge Workers: Assets not Cost”: Drucker supo ver la importancia de la información (y los datos) en el devenir del management. Y por ende la importancia de los trabajadores del conocimiento como propietarios de los medios de producción. A diferencia de las máquinas o el dinero, el conocimiento es portable, móvil y está asociado a la persona y no a la organización. De estas ideas se derivan muchas otras como es la gestión del talento, la necesidad de dotar de autonomía a estos trabajadores del conocimiento, y en su penúltima derivada las construcciones de nuevas estructuras organizativas en red, donde el talento reside fuera de las fronteras corporativas para estructurarse en forma de proyectos alrededor de ideas. Todo de rabiosa actualidad.

“Identifying the Future”: En este punto Drucker pone en su sitio a los Futuristas que intentan predecir el futuro (casi siempre utópico) y que rara vez aciertan, para afirmar que un líder visionario ha de saber identificar “el futuro que ya ha pasado”. Saber extraer las oportunidades que emergen con las grandes tendencias de cambio en el ámbito demográfico, social, tecnológico y económico. Ello implica estar muy cerca de la realidad y al mismo tiempo tener una visión global del impacto de estas mega tendencias en tu negocio. Pero no hay que jugar a adivino.

Ideas de actualidad conceptualizadas décadas atrás.

Hace mucho tiempo que sigo el principio “Antifragile” de Nassim Taleb (el autor entre otros de “El Cisne Negro”) para seleccionar libros. El principio dice que un libro que ha aguantado el paso del tiempo y se convierte en lo que denominamos “un clásico” tiene más probabilidades de seguir siendo leído los próximos 50 años que cualquiera de los libros que se editan actualmente (que son millares al cabo del año). El tiempo es el mejor curador. Por eso huyo de los “best seller fast food” y dejo pasar un tiempo para que los libros acaben encontrando su lugar (normalmente el olvido). Por eso una de mis lecturas de verano será “Thinking in Systems” de Donella H. Meadows editado en el 2008. Feliz lectura.

Compartir este blog

Posts Relacionados

3 libros a leer en 2015 sobre Agile Project Manage... 

VER POST

Project Manager Ágil 

VER POST

Ser o no ser "Project Manager" 

VER POST