Tendencias & Innovación

No te confundas con la estrategia SEM

Estrategia SEM

La estrategia SEM es el conjunto de técnicas de marketing que se aplican para lograr un mayor volumen de tráfico a la web corporativa en base a anuncios publicados en los diferentes motores de búsqueda. SEM corresponde a las siglas Search Engine Marketing y, si bien puede confundirse con un término muy similar, SEO (Search Engine Optimization), no son sinónimos.

Curiosamente, en un primer momento, dentro de una estrategia SEM se englobaban:

  • Por una parte, las técnicas basadas en palabras clave y marketing de contenidos (SEO).
  • Por otra, todos los anuncios de pago que aparecen en motores de búsqueda, redes sociales y otros puntos estratégicos de internet (SEM).

Sin embargo, hoy día la estrategia SEM se centra en el contrato de espacios promocionales en diversas plataformas que, si bien también deben tener en cuenta las palabras clave de búsqueda con mayor volumen de consultas y el buyer persona (cliente objetivo) para su planteamiento; no pueden considerarse métodos de optimización.

Los ingredientes clave para una estrategia SEM de éxito

Al diseñar la estrategia SEM hay que tener en cuenta que, para muchas personas, una marca o un negocio son lo que conocen de ellos a través de internet. Anuncios claros y fáciles de comprender, imágenes atractivas y mensajes que logren incentivar su curiosidad para lograr el clic son una combinación ganadora.

Además de tener claros estos puntos, hay que asegurarse de que la estrategia SEM:

  • Garantiza la indexación con los motores de búsqueda más importantes. Google es el más utilizado (con un 46% de todas las consultas realizadas en la red), aunque existen otros como Yahoo! O MSN que también podrían interesar. A la hora de decidir hay que tener en cuenta la ubicación geográfica del público objetivo, puesto que en cada país predomina el uso de unos u otros motores de búsqueda.
  • Se basa en las palabras clave correctas. De nada serviría invertir en una estrategia SEM si no se eligen bien las keywords. Para escogerlas puedes utilizar el planificador de palabras clave de Google, a través del que puedes acceder a las estadísticas sobre volumen de búsqueda de las distintas palabras clave entre las que piensas elegir.
  • Envía a los usuarios a una landing page. El fin de una estrategia SEM es proporcionarte un mayor volumen de visitas que, tras rellenar un formulario para obtener un descuento, descargar una guía o beneficiarse de algún tipo de promoción; pasan a engrosar tu base de datos de leads (clientes potenciales).
  • Está sujeta a monitorización. El seguimiento es fundamental para lograr el ajuste con las expectativas. Si ves que una keyword, un anuncio, su ubicación o su diseño no funcionan como esperas, cámbialos en cuanto detectes que comienza a producirse una desviación con respecto al plan.

Para lograr los mejores resultados, completa tu estrategia SEM con una buena estrategia de contenidos y, además, considera el advocacy marketing para que sean tus propios clientes quienes te recomienden, haciendo de embajadores de tu marca y ayudando a los usuarios indecisos a seguir avanzando en su ciclo de compra.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Tipos de dirección de una estrategia comercial 

VER POST

Estrategias de fidelización de clientes. 3 Ejemplo... 

VER POST

Para qué necesitas un plan de acción comercial 

VER POST