Tendencias & Innovación

¿Qué puede aportar a tu trayectoria un Máster en Finanzas?

master en finanzas

Muchos directores o altos gerentes aún se debaten entre realizar o no un Máster en Finanzas, un tipo de formación que aborda uno de los temas esenciales en la gestión empresarial del siglo XXI. ¿Qué tan convencido estás tú? Más allá de cuál sea tu posición al respecto, lo cierto es que nunca está de más tener una formación sobre gestión financiera, incluso si esta nada tiene que ver con nuestra carrera o campo en el que nos desenvolvemos. O dicho de otra manera: ¡no solamente los expertos en finanzas deben hacer un máster en Finanzas!

 

Máster en Finanzas, ¿por qué debemos matricularnos?

Si te has propuesto escuchar opiniones sobre las ventajas de estudiar un Máster en Finanzas, verás que cada persona señala unas antes que otras. Esto es así porque los objetivos y aspiraciones de cada uno son distintos.

Sin embargo, lo que es innegable es que se trata de un tipo de formación que potencia, complementa y proyecta tu perfil profesional en la gestión de empresas. ¿De qué forma lo hace? Veamos algunos de sus aportes a tu trayectoria profesional:

1. Te ayuda a marcar distancia con otros profesionales, sobre todo si te aprestas a participar en procesos de selección de personal en otras empresas o de promoción interna en la que aún trabajas. Es decir, te hace más competitivo en tu campo y te pone al mismo nivel de profesionales con años de experiencia.

2. Aumenta tu red de contactos en tu área o en otras donde quieras ganar notoriedad. Recuerda que parte del éxito empresarial y comercial radica en la calidad de las relaciones que entablemos con otros.

3. Te permite reorientar tu trayectoria hacia el sector de las finanzas. No importa que hasta ahora te hayas desempeñado en áreas como la comunicación, la psicología, la educación o la arquitectura. Un Máster en Finanzas puede ser la puerta de entrada a un sector dinámico y con múltiples posibilidades laborales.

4. Refuerza conocimientos característicos de la gestión financiera, no importa que tengas una amplia experiencia en esta área. Hoy día es esencial actualizarnos para ejercer de manera eficaz los cargos y las responsabilidades que nos han sido asignadas en lo que tiene que ver con fiscalidad, presupuesto, facturación, inversiones, entre otros asuntos.

5. Mejora tus habilidades profesionales e individuales que cualquier director financiero debe tener para desempeñarse con éxito. Ten en cuenta que la gestión del siglo XXI exige una formación tanto personal como profesional.

6. Te proporciona herramientas esenciales si lo que buscas es montar tu negocio propio. Muchos emprendedores creen que la experiencia acumulada durante años es suficiente. No siempre es así; estar al mando de tu propia nave requiere conocimientos y habilidades que solo un máster en Finanzas puede proporcionarte de cara a la sostenibilidad y viabilidad de tu idea empresarial.

7. Te convierte en un profesional más versátil, sobre todo si provienes de áreas que en principio no guardan relación alguna con el control financiero. Un máster en Finanzas hará que encajes mejor en ofertas laborales o en modelos de empresa caracterizados por la flexibilidad y las tareas múltiples.

 

Un máster en Finanzas es el mejor complemento de tu función directiva y profesional. Solo tienes que dar el paso y matricularte. Será una puerta de entrada al éxito.

Compartir este blog

Posts Relacionados

Las claves del éxito de una estrategia financiera:... 

VER POST

Asesores financieros: las 3 claves de una buena el... 

VER POST

¿Cuándo utilizamos la tasa de Fisher? 

VER POST