Tendencias & Innovación

¿Cómo calcular el plazo de recuperación de tu inversión?

plazo de recuperacion

Recuperar la inversión es una de las grandes preocupaciones de los emprendedores, sobre todo si se trata de proyectos de negocio que apenas dan sus primeros pasos en el mercado y urge un equilibrio de caja para seguir funcionando.

Sin embargo, existen numerosas herramientas y fórmulas que nos ayudan a calcular el plazo de recuperación del capital invertido. Las dos más usadas en este sentido son la recuperación simple y la recuperación ajustada.

 

 

Plazo de recuperación de la inversión: simple o ajustada

En cualquiera de los dos casos, la idea central de la operación es calcular el tiempo en que una inversión tarda en generar el flujo de efectivo para compensar, igualar o cubrir el capital inicial que dio origen a la inversión, sea cual sea su área.

No obstante, los dos métodos para calcular el plazo de recuperación presentan diferencias que les hacen más útiles en determinados casos. Veamos en qué consisten:

 

a) Recuperación simple:

Esta fórmula parte de un sencillo ejercicio comparativo. La idea es establecer una relación directa entre los flujos de efectivo generados por el negocio y la inversión neta que se haya realizado. De esta forma, obtendremos el período (expresado en meses, trimestres, semestres o años) en que las ganancias que se deriven de la actividad comercial igualen o superen a la inversión inicial. Por supuesto, este sistema no tiene en cuenta que los valores de los ingresos del negocio puedan registrar aumentos o descensos; por el contrario, asume que se mantienen estables durante todo el plazo de recuperación.

 

b) Recuperación ajustada:

Al igual que el método anterior, la recuperación ajustada propone comparar el valor de los ingresos de la empresa con la inversión neta. Sin embargo, en este caso el cambio reside en que sí tiene en cuenta las variables que puedan sufrir cualquiera de los dos valores. Es decir, entiende que los ingresos derivados de la actividad comercial son susceptibles de presentar altibajos y que el capital de la inversión no vale exactamente lo mismo en todas las fases. A todo ello le suma el factor del tiempo, que también supone variables importantes cuando se trata de recuperar un capital invertido. Cuanto más tarda un negocio en equilibrar sus cuentas, menor es el grado de recuperación de la inversión.

 

Otras consideraciones sobre el plazo de recuperación

El plazo de recuperación es un cálculo que se realiza en las etapas previas de una inversión y sirve para que el empresario o director financiero gestione los riesgos que supone una situación de estas características.

Gracias a esta fórmula, las empresas pueden tomar medidas para amortizar el capital invertido hasta que éste retorne a caja. Por ejemplo, abre la puerta a formas temporales de financiación o a decisiones que contribuyan a gestionar los recursos disponibles que forman parte del día a día de los procesos.

Si este cálculo se combina con otras fórmulas y herramientas de gestión empresarial, la toma de decisiones se vuelve más eficaz, oportuna y precisa.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

Los 3 principios presupuestarios más importantes 

VER POST

¿Cuándo utilizamos la tasa de Fisher? 

VER POST

¿En qué consiste el payback en economía? 

VER POST