Tendencias & Innovación

Apalancamiento financiero: definición y fórmula de cálculo

apalancamiento financiero

En términos de gestión empresarial y de negocios, el apalancamiento financiero se entiende como una estrategia que busca reunir capital ajeno e invertirlo en un proyecto o iniciativa propia. Es decir, el objetivo es aumentar las posibilidades de inversión, bien sea a través de préstamos, créditos u otras modalidades.

 

¿Por qué se llama apalancamiento financiero?

El verbo apalancar significa, en su definición más extendida, levantar o mover algo con la ayuda de una palanca. Como es obvio, en este caso no hablamos de palancas ni de fórmulas físicas para el movimiento de cuerpos materiales.

De lo que se trata es de entender que el apalancamiento financiero es una forma de echar a andar nuestros proyectos en el sector empresarial. La principal vía para ello son los créditos, pero no por ello la única. De hecho, basta echar un vistazo a nuestro entorno para ver la cantidad de opciones que existen al respecto.

Por ejemplo, algunas opciones de financiación ofrecen a las empresas la compra de un derecho sobre el activo subyacente, el cual tiene generalmente un precio menor a la prima. Es un caso claro de apalancamiento financiero.

O dicho de otra manera: no basta con conseguir financiación para nuestros proyectos en un mercado específico; además, de lo que se trata es de aumentar las probabilidades de beneficios en un plazo medio o largo. La financiación potencia ese activo. Si no lo hiciese, sería una forma entre muchas de financiación.

 

Apalancamiento financiero: fórmula para calcularlo

La fórmula más usada para calcular el apalancamiento financiero que hemos recibido tras la obtención de capital se puede explicar con un ejemplo sencillo.

Imagina por un momento que has puesto en marcha una iniciativa cuyo coste total es de 1.000 euros. Sin embargo, de esa suma sólo 300€ son propiedad tuya. El resto los has conseguido tras la obtención de un crédito o de otros compromisos financieros con entidades o instituciones. ¿Te suena familiar?

En ese caso, el apalancamiento financiero es de 3/10, pues la relación real del capital ajeno con el capital propio es de 300€/1000€.

 

¿Cuál es la utilidad del apalancamiento financiero?

El apalancamiento financiero es una práctica que está presente en casi todas las áreas de la economía y los mercados. Se trata, en realidad, de expresar la relación entre el capital que tenemos y el que un tercero nos suministra para un determinado objetivo.

Ten en cuenta que esta figura no busca el endeudamiento de las empresas ni la pérdida de libertad a la hora de emprender sus proyectos.

De lo que en realidad se trata es de invertir más dinero del que tenemos y, de esta forma, aumentar la probabilidad de recibir beneficios. Si esto mismo lo hiciéramos solo con nuestro capital (los 300€ del ejemplo anterior), probablemente los resultados serían menos exitosos o quizá ni siquiera hubiesen sido suficientes para la materialización de nuestros planes empresariales.

En ese sentido, el principio es claro: cuanto más dinero obtengamos de un tercero para estos fines, mayor será el apalancamiento. Aunque el pago de intereses condiciona en cierta forma las ganancias, y su monto es mucho mayor en casos de apalancamiento alto, esta estrategia también aumenta las probabilidades de éxito.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

Alternativa financiera: ventajas e inconvenientes ... 

VER POST

OBS presenta el informe "Nuevas Fuentes de Financi... 

VER POST

Métodos de financiación. ¿Cuál es el mejor para mi... 

VER POST