Tendencias & Innovación

Última oportunidad

Te invité a reflexionar estas vacaciones sobre el cambio. Quiero que tengas la sensación de que es ahora o nunca. Recuerda la frase: “dentro de un año desearás haber empezado hoy”. Es el momento de morder el hielo, y las vacaciones nos dan ese momento de reflexión, de tranquilidad, de no tener un día a día acuciante que nos impide pensar. Si todavía no has decidido emprender el proceso de cambio, probablemente es debido a algo que nos pasa a todos: la aversión al cambio.

La aversión al cambio y al paso del tiempo tiene un referente absoluto en un personaje que seguro que conoces: Peter Pan. El personaje creado por James Matthew Barrie se niega a aceptar el paso del tiempo y, por lo tanto, a cambiar, así que refleja perfectamente la idea que quiero transmitir. En la obra de Barrie, Peter Pan evita en todo momento cambiar y avanzar hacia la edad adulta; se aferra al pasado y lucha para no dar un paso que parece inevitable e ineludible. ¿Y cómo lo hace?

Estamos diciendo que el tiempo es experiencia y que lleva el cambio consigo; eso es lo que se deduce de las definiciones vistas en el apartado anterior. En eso mismo se basa Peter Pan para evitar crecer, de manera que lucha contra el propio hecho de aprender; lo hace mediante una memoria particular, ya que olvida todo lo que le sucede inmediatamente, lo cual le permite revivir una y otra vez las mismas experiencias haciendo que el tiempo no pase a su alrededor.

Lo decía Kant y lo repiten los diccionarios: los acontecimientos nos determinan y marcan el cambio; por tanto, si no los recuerdas, eludes el paso el tiempo y te quedas en una especie de bucle eterno. De esta forma Peter Pan representa la aversión al cambio como consecuencia de pretender la eterna juventud, algo muy usual en el ser humano. No en vano se persigue sin cesar el elixir de la eterna juventud, aunque la búsqueda sea infructuosa. 

La actitud de Peter Pan es la de aquellos que están en una situación que consideran buena y con la que están satisfechos, por lo que se niegan a dar un paso adelante. Es un conformismo engañoso, ya que hace creer que las cosas marchan cuando, en realidad, muy a menudo no es así. ¿Era feliz Peter Pan o podría serlo más? Te aviso ya: quiero romper con ese esquema e invitarte a evolucionar. Vamos en busca de nuevos horizontes que permitan que Peter Pan se haga mayor, por muy duro que le pareciese a James Matthew Barrie. Como dice El Canto del Loco en la canción que le dedican «tengo espacio y es el momento de crecer».

¿Cómo cambiar pues ahora que llegamos frescos después de vacaciones? Tengo una buena noticia: sólo existen tres tipos de cambio: el interno, el externo y el imprevisto?

¿Estás listo?

Compartir este blog

Posts Relacionados

Morder el hielo 

VER POST

¿Listos para morder el hielo? 

VER POST

Elogio del cambio 

VER POST