Tendencias & Innovación

Cómo elegir un curso de liderazgo adecuado al perfil profesional

curso de liderazgo

Algunos ejecutivos se plantean estudiar un curso de liderazgo que les ayude a impulsar algunas de sus capacidades y a desarrollar otras nuevas. La formación continua es la clave del éxito y puede marcar la diferencia en profesionales que se mueven en un entorno de alta responsabilidad.

Si bien es muy positivo el afán por impulsar el desarrollo personal y la proactividad, que llevan a un individuo a obligarse a un esfuerzo constante como es la preparación académica; hay que ser consciente de que la elección de un curso de liderazgo debe hacerse con cuidado, de lo contrario, podría no surtir el efecto deseado.

 

La elección de un curso de liderazgo que cumpla con las expectativas

Acertar con la elección del curso de liderazgo es posible si se tienen en cuenta una serie de aspectos clave. A la hora de valorar las distintas alternativas, hay que tener en cuenta si:

  1. Comienza en el punto más indicado: igual que las ofertas formativas son muy variadas, también son distintos los bagajes académicos de quienes cursan los estudios. Habrá quienes ya tengan algún máster o posgrado en su currículum, también existirán profesionales con menos experiencia laboral y que acaban de terminar la licenciatura… por eso, siempre se recomienda comprobar el contenido del curso. Hay que asegurarse de que suponga un desafío, aunque alcanzable; y, por supuesto, debe lograr captar tu interés.
  2. Reconoce tus habilidades actuales: no sólo eso, sino que también hay que verificar que el curso de liderazgo se alinea con las capacidades requeridas para el trabajo. Al hacer esta comprobación se consigue evitar perder tiempo y dinero adquiriendo habilidades que no se necesitan o de las que ya se dispone.
  3. Es motivador: un curso de liderazgo no puede ser más de lo mismo. Hay que seleccionar los programas que aportan una nueva perspectiva, que muestran nuevas formas de pensar y diferentes maneras de abordar el trabajo. La preparación e idoneidad del profesorado y el tipo de recursos educativos que se empleen son factores a tener en cuenta.
  4. Está enfocado al mundo real: si el aprendizaje no se orienta a una aplicación práctica en el trabajo, puede no justificar la inversión realizada. Si bien las habilidades y técnicas recién conocidas requerirán de la práctica para terminar de asimilarse y perfeccionarse, esta adecuación al ejercicio profesional no puede pasarse por alto.
  5. Te ofrece el apoyo que necesitas como alumno: y lo hace de diferentes formas, a través de los recursos compartidos, de las herramientas que se ponen a disposición del estudiante, de la disponibilidad de los docentes para tutorías, de la flexibilidad de horarios y de la retroalimentación que facilitan a cada individuo el conocer si están avanzando a buen ritmo en el curso de liderazgo.

 

Para disfrutar de resultados duraderos y de una experiencia en línea con las metas personales, hay que hacer una buena selección de curso de liderazgo. ¿Ya sabes en qué escuelas de negocios puedes confiar? ¿Conoces algún programa que puedas recomendar?

 

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

4 formas de ejercer un liderazgo positivo 

VER POST

Aspectos clave para el liderazgo empresarial en el... 

VER POST

Cinco técnicas de liderazgo para motivar a tu equipo 

VER POST