Tendencias & Innovación

Cinco claves para el hallazgo de oportunidades de negocio

Un emprendedor medio saca adelante su negocio. Sin embargo, un emprendedor con visión a largo plazo, lleva mucho más allá su idea y está en permanente búsqueda de oportunidades de negocio. Parece una diferencia sutil y hasta intrascendente, pero en realidad no lo es tanto. Hay un abismo entre una postura y otra.

Muchas veces, de una diferencia como ésta depende la capacidad de las empresas para adaptarse a los contextos comerciales en los que se desempeña, que son, casi siempre, dinámicos y obligan a la toma eficaz de decisiones.

Es decir, no solo estamos hablando de aumentar tu flujo de caja. Se trata, en últimas, de que el hallazgo de nuevas oportunidades de negocio sirva como una herramienta para adaptar y posicionar tu marca y hacerla sostenible en el tiempo.

 

¿Sabes cómo detectar oportunidades de negocio?

Ahora bien, la pregunta es: ¿cómo hallar esas oportunidades de negocio de las que tanto se habla y por las que muchas empresas estarían dispuestas a pagar un alto valor?

No hay una respuesta absoluta al respecto. Existen mercados que son más idóneos que otros para este tipo de hallazgos, sobre todo aquellos en los que la esencia de la oferta, sea un servicio o un producto, tiene aún mucho margen para su evolución y desarrollo.

Depende también del tipo de empresa de la que estemos hablando, pues la naturaleza del negocio marca asimismo unas directrices en ese sentido.

Eso sí, lo que no tiene ninguna duda es que la búsqueda de oportunidades de negocio depende en gran medida de las decisiones que adoptes como directivo, las cuales deben ir orientadas a fomentar prácticas como:

1. Apostar por nuevos segmentos de mercado:

Es la opción más extendida cuando se trata de buscar opciones de negocio. Se suele mirar hacia otros sectores de la economía, o incluso a aquellos en los que nos desenvolvemos aunque con otros enfoques. La pregunta esencial en este sentido es: ¿qué están haciendo bien otros que yo podría también podría hacer?

2. Buscar necesidades no resueltas:

Otra forma de buscar oportunidades de negocio es analizando cuál es el nivel actual de satisfacción de los clientes. ¿Están realmente conformes con todo lo que consumen? ¿Qué les hace falta? ¿Qué podría aumentar su nivel de compra? En esos márgenes, por lo general poco definidos, se pueden ocultar opciones de mercado con grandísimos beneficios. ¿Te lo habías planteado así?

3. Eliminar barreras comerciales tradicionales:

Todos los planes, por inconcebibles que parezcan, pueden ser una oportunidad de negocio. ¡Que las normas y las dinámicas de un mercado no obstaculicen tu capacidad para pensar diferente!

4. Identificar fallos en tu propio mercado:

Quizá no sea necesario mirar para otros lados a la hora de hallar oportunidades de negocio. Es posible que estén allí mismo, a tu lado, y que sólo baste con ser identificadas. Sucede, por ejemplo, cuando se identifica un fallo en el mercado en el que operamos y nos encargamos de subsanarlo. Con ese solo hecho hemos ganado un par de clientes más y, quizá, todo un mercado.

5. Desarrollo de nuevas tecnologías:

Cuando una tecnología nueva irrumpe en un mercado, por lo general produce una ruptura de carácter disruptiva; es decir, hay un antes y un después de ella. De ahí la importancia de invertir recursos en elementos como la innovación, el desarrollo de nuevas ideas y la investigación de mercados.

 

Las oportunidades de negocio dependen en un altísimo grado de la visión que tú como líder de una empresa tengas en el momento de la gestión. Es necesario tener una vista aguda y el arrojo suficiente para emprender nuevas ideas. ¿Qué tan dispuesto estás?

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

3 herramientas de gestión que mejorarán tu negocio 

VER POST

Cinco claves para posicionar tu negocio online 

VER POST

Cinco herramientas necesarias para los negocios di... 

VER POST