Tendencias & Innovación

5 barreras al éxito en los negocios por internet y cómo transformarlas en beneficios

negocios por internet

El ahorro de costes y la maximización del alcance son dos de las razones que llevan a cada vez más emprendedores a montar sus propios negocios por internet. La red les permite olvidarse de costes como el alquiler y acondicionamiento de un local comercial, los gastos y tasas asociados a este tipo de establecimiento y, lo más importante, los horarios fijos asociados al comercio tradicional.

Al mismo tiempo, internet les ofrece la oportunidad única de lanzar su oferta a clientes de todo el mundo. No existen barreras geográficas ni horarias. 24 / 7 es la realidad del comercio online, su punto fuerte, pero, también, la fuente de algunos de los principales retos que impone a quienes deciden hacer negocios por internet.

 

Pistas para dar la vuelta a la cara menos amable de los negocios por internet

El marketing, la seguridad y la logística son sólo algunos de los desafíos que hay que superar para tener éxito en los negocios por internet. La realidad es que, si bien es el medio más amigable para una start up de cualquier tipo, sólo los mejor preparados pueden superar los primeros meses desde la apertura (“9 de cada 10 fracasan, el 42% por falta de mercado”. Fortune).

Para lograr formar parte de ese 10% de negocios por internet que funcionan hay que saber:

  1. Encontrar una audiencia: si no hay compradores, el proyecto no puede seguir adelante. Para ello, lo más recomendable es hacer un estudio de mercado que permita hallar un nicho. A partir de esa información, mediante técnicas de análisis se puede investigar en los perfiles de los compradores objetivo para estudiar las mejores técnicas para atraerles. Los anuncios en Google pueden funcionar para lograr un impulso inicial y para los meses con peores resultados, aunque es una técnica que no resulta rentable a la larga. Para el medio largo plazo, los negocios por internet deben recurrir a técnicas de marketing de atracción y a embajadores de marca.
  2. Garantizar la seguridad: WannaCry o Petya son sólo dos ejemplos de la frecuencia e intensidad con que tienen lugar los ataques actualmente. El objetivo de los atacantes no son sólo las grandes corporaciones sino cualquiera de los negocios por internet o tradicionales no estén debidamente protegidos. Utilizar firewalls de nueva generación, fortalecer las contraseñas, evitar usar la nube para almacenar datos sensibles y definir políticas de seguridad son algunas de las medidas a observar para evitar ser la siguiente víctima, con las consecuencias económicas y a nivel de reputación que ello puede implicar.
  3. Retener clientes: cuesta mucho más dinero hacer un cliente nuevo que conservar a uno que ya está en cartera. A diferencia de lo que sucedería en un establecimiento tradicional, en los negocios por internet no basta con ofrecer un servicio de calidad. Para ponerse por delante de la competencia hay que plantearse con frecuencia la forma de proporcionar valor adicional a los consumidores. Y para averiguar en qué debería consistir el núcleo de esa propuesta hay que recoger los datos que permitan mantenerse al día con los cambios en los gustos, el comportamiento, las necesidades y las expectativas de los clientes. Una vez más, la tecnología es el mejor aliado de los comercios en línea.
  4. Priorizar la logística: incluso en el caso de los negocios por internet, que se apoyan en tiendas virtuales, los clientes esperan bienes reales y tangibles, quieren un servicio preferente, personalizado y satisfactorio. La cadena de suministro debe dinamizarse y adaptarse a las exigencias del e-commerce. Para ello, hay que fomentar la sincronización, esforzarse por hacer una buena selección de proveedores y dotarse de los medios que permitan ganar en visibilidad de extremo a extremo.
  5. Definir una estrategia omnicanal: a diferencia de los clientes de tiendas tradicionales, los que depositan su confianza en negocios por internet lo hacen por la comodidad que les permite comparar precios y adquirir productos desde cualquier parte y en todo momento. Ésta es la clave de una buena estrategia de omnicanalidad que, además, ha de garantizar que se puede acceder con las mismas garantías a los contenidos corporativos (no sólo la tienda online, sino el resto de información a disposición de la audiencia) desde cualquier tipo de dispositivo (ordenador portátil, Tablet o smartphone).

¿Listo para triunfar en los negocios por internet? Una última recomendación: cuando se gestiona una empresa en línea, es de vital importancia mantener una buena contabilidad. Qué se gasta, en qué, cuándo, de dónde viene y hacia dónde va. El control del flujo de efectivo y la planificación financiera son claves para la subsistencia en cualquier medio, también en la red.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

El eCommerce y la venta personalizada 

VER POST

Algunos ejemplos de asertividad en la dirección de... 

VER POST

Además de las habilidades de cualquier líder, el r... 

VER POST