Tendencias & Innovación

¿En qué consiste la indemnización por clientela?

Las relaciones contractuales suelen ser la fuente de diversas disputas entre las partes involucradas. Una de ellas es la que se refiere a los derechos sobre la clientela obtenida por un agente comercial cuando decide poner fin a su vinculación con una empresa. ¿Qué hacer? ¿Existe alguna indemnización por clientela?

 

 

 

 

Indemnización por clientela y relación laboral

Como en cualquier otro tipo de relación laboral, el vínculo entre un agente comercial y una determinada empresa se puede dar por concluido por diversas causas. Las más habituales son el incumplimiento total o parcial de las condiciones contractuales, el vencimiento del tiempo, la muerte del agente o la voluntad de culminar el contrato.

Sea como sea, lo cierto es que en la legislación española existe una figura que regula la contratación de agentes. Se trata de la indemnización por clientela y está incluida en la Ley 12 del 27 de mayo de 1992.

El objetivo de dicha ley es reconocer el esfuerzo y la dedicación de un agente comercial a la hora de generar una cartera de clientes, específicamente cuando la relación de este con la empresa ha finalizado. También puede ser vista como una compensación por dejar de usar dicha cartera y la información relativa a ella.

 

¿En qué casos puedo pedir una indemnización por clientela?

La Ley 12 del 27 de mayo de 1992 establece una serie de criterios y condiciones para que la indemnización por clientela pueda hacerse efectiva. Repasemos cada una de ellas y describamos sus implicaciones:

  • La indemnización sólo se dará al agente en caso de que este último haya conseguido nuevos clientes para el empresario. También se hará efectiva si ha aumentado los beneficios con una clientela preexistente.
  • Otra condición para el pago de este concepto es que la causa del término del contrato sea por el vencimiento del tiempo establecido en el mismo, por la facultad del empresario de ponerle fin al mismo o, en los casos más extremos, por el fallecimiento del agente. En este último caso, serán los beneficiarios del fallecido quienes recibirán la indemnización.
  • También procede la entrega de esta cuantía cuando el empresario siga obteniendo beneficios pese a que el contrato del agente comercial ya no esté vigente. La Ley entiende que en estos casos el pago de una indemnización es una circunstancia justa y equitativa.

 

¿Cuándo no es efectiva la indemnización por clientela?

Sin embargo, al mismo tiempo que la legislación establece unos criterios para el pago de la indemnización por clientela, también advierte de unas circunstancias en las que esta figura no puede hacerse efectiva. Veamos cuáles son:

  • Cuando el empresario ha puesto fin al contrato por causas derivadas del incumplimiento de las condiciones por parte del agente comercial.
  • En los casos en que el agente denuncie el vínculo contractual sin que haya una razón de peso para hacerlo. De hecho, las únicas salvedades que este punto recoge para el pago de la indemnización por clientela es la imputación de cargos al empresario relacionadas con el incumplimiento de los derechos laborales del agente en casos como una invalidez o una enfermedad.
  • Cuando el empresario hubiese autorizado al agente a ceder a un tercero los derechos de la cartera de clientes conformada durante el tiempo que este último ha estado vinculado a la empresa.

La indemnización por clientela es una especie de recompensa para aquellos vendedores o agentes comerciales que han creado una red de contactos durante su vínculo laboral en una empresa. Ten en cuenta los casos en que puede aplicarse.

 

Compartir este blog

Posts Relacionados

El derecho de las marcas registradas en SEO 

VER POST

Qué hay que saber para calcular el costo de ventas 

VER POST

Estrategias de fidelización de clientes. 3 Ejemplo... 

VER POST